Mentiras piadosas

Hay cosas, nos dicen, que no se pueden hacer, o al menos que no se deben hacer. Nos las presentan como absolutos cuya quiebra afecta a las relaciones personales y a las referencias sobre las que deben articularse, esa dimensión ética tan necesaria para la confianza que debe protagonizar la convivencia.
Una de esas conductas que no se deben llevar  a cabo es la mentira, el famoso faltar a la verdad que tanto se oye, y no se debe mentir en general, pero menos aún cuando de la información que se da nace el consentimiento del otro para abordar temas trascedentes. Es algo relativamente claro que día a día vemos en diferentes ámbitos. Se imaginan que vamos al médico y este nos informa de que conviene que nos operemos para quitarnos un pequeño pólipo en la laringe, y que no tiene más trascendencia ni tendrá ninguna repercusión sobre la voz, y que luego después de despertarnos de la anestesia resulta que nos han quitado toda la laringe y hemos perdido la voz de por vida. No sería admisible y tendría consecuencias legales. Como tampoco lo sería que un banco nos dijera que nos iba a cobrar una comisión de 50 euros, y que luego nos la cobrara de 400 argumentando que la cosa está muy mal con la crisis.
En democracia la verdad en la información es clave para que la sociedad pueda decidir y, en consecuencia, dar sentido a la democracia. La participación del pueblo no se reduce a la escenificación del voto que termina a las ocho de la tarde, ahí es donde empieza a través de sus representantes, y es a partir de ese momento cuando los elegidos tienen que hacer aquello por lo que han sido elegidos, desarrollar la información y propuestas que han dado para que su opción fuera más valorada que las otras. Y han de hacerlo atendiendo a los argumentos dados para ello, no vale cambiar de decisión, ni mantener la decisión sobre nuevas razones, pues en cualquier caso estaríamos ante una mentira: o nos mentían antes al decir que iban hacer una cosa que no hacen, o nos mienten ahora al hacerlo sobre motivos diferentes que en el fondo significa que antes estaba mintiendo.
El Gobierno del PP se ha caracterizado hasta el momento por las mentiras en sus obras, no sólo en sus palabras, pues no sólo ha dicho cosas distintas a las que decía antes, sino que está llevando a cabo acciones diferentes a las que anunciaba que iba a hacer, y lo más curioso es que después de hacerlo vuelve a decir que no lo ha hecho: no ha congelado las pensiones, no ha subido los impuestos, no ha abaratado el despido, no está en contra del aborto, tampoco en contra del matrimonio entre parejas del mismo sexo, por supuesto que está contra la violencia que se produce en el entorno familiar de parejas de distinto sexo, o sea, de la violencia de género,  aunque se refiera a ella como violencia doméstica, está a favor de conservar las costas levantando grandes muros de hoteles alrededor por si con el cambio climático sube el nivel del mar y así evitar inundaciones… Todo se basa en tomar la referencia tradicional del bienestar, de la igualdad, de los derechos laborales, del medio ambiente… y cambiarle su significado a través de razones que atentan contra su propia esencia, o lo que es lo mismo, de la mentira como argumento… Sería más aceptable decir claramente que no se comparte esa visión ni valoración de la realidad y actuar en consecuencia, luego la sociedad decidirá.
Quien juega con lo divino y lo humano siempre tiene razones que  trascienden el momento para justificarse y para ignorar a quienes no las alcanzamos. Faltar a la verdad para ellos no supone reproche alguno, pues son mentiras piadosas para que el descarriado pueblo vuelva al redil, pero en una democracia la Constitución consagra la verdad en la información, no la piedad en la mentira, y quien juegue con argumentos como la compasión en lugar de la responsabilidad, con la concesión en vez de los derechos y con el voluntariado en lugar de la obligación se equivoca. Pero, además, miente a quien dice que esa es la única forma de proceder en estos malos tiempos para la lírica.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s