Autopsia

“Ver por los propios ojos” no quiere decir que uno tenga que ver para creer, todo  lo contrario, hoy hace falta creer para poder ver. Lo objetivo, lo visible, sólo es una parte de la realidad, y para abarcarla en su conjunto es necesario pensar que puede manifestarse de formas muy diferentes.
Si hay algo que te enseña la Medicina Legal y Forense es aprender a mirar por ti mismo. Los casos que llegan a un Juzgado suelen venir marcados con la visión diferente de cada una de las partes, que entienden la realidad de forma completamente distinta a partir de unos mismos hechos objetivos según afecten a sus intereses. Pero no es una cuestión  que se produzca en los Juzgados por las características de la Administración de Justicia, sino porque son personas quienes llegan hasta ellos.

La sociedad tiende a interpretar la realidad sobre la posición que ocupa quien la observa y la percibe, pero hoy se ha ido un poco más lejos. Ya no se busca interpretar la realidad desde una mirada particular, ahora se pretende crear una realidad nueva a la que mirar, y la forma de conseguirlo es dar  un significado a los hechos que condicione su interpretación. Hoy la lucha no está en conquistar la realidad, sino en darle ese significado, es más fácil cambiar el relato que modificar los hechos. Pongamos algunos ejemplos que muestran cómo se busca dar un sentido distinto a algunas situaciones de la realidad para, así, actuar en consecuencia con el nuevo significado. Se dice, las políticas de igualdad van contra los hombres, el matrimonio entre parejas del mismo sexo contra la familia, la autonomía de las mujeres para decidir contra las propias mujeres, las políticas sociales generan paro, las medidas contra la violencia de género son injustas porque se olvidan de otras violencias, el mejor subsidio es un trabajo para presentar el trabajo como un subsidio, la memoria histórica busca reabrir heridas… y todo revestido de datos parciales y en defensa de determinados valores. Al final se consigue introducir la duda y la desorientación y estas llevan a la pasividad, la pasividad a la ausencia y esta permite que todo continúe bajo las referencias tradicionales. Es la estrategia propia del posmachismo y del poder, cambiar para seguir igual, y ello requiere que la sociedad esté ausente, da igual que esté indignada, parada o en huelga, lo importante es que esté ausente en la mirada crítica de la realidad.
La creencia hoy es conocimiento, no sólo fe, y el conocimiento exige compromiso,  Alphonse Bertillon (1853-1914), médico y antropólogo francés, lo expresó de manera magistral para la investigación criminal, pero es perfectamente extrapolable al análisis de la realidad social: “Sólo se ve lo que se mira, y sólo se mira lo que se tiene en la mente”.
No creo en la inocencia de la casualidad, sobre todo cuando esta se repite y se presenta en armonía con todo lo que sucede alrededor. Creo en la causalidad y en la intencionalidad, aunque hoy las razones de los acontecimientos suelen estar más profundas o más escondidas, por eso tenemos que aportar nuestra mirada y compartirla, como se suman telescopios a la exploración del Universo o microscopios al conocimiento del organismo.
Es tiempo de autopsia, tiempo de ver con ojos propios y de compartir las miradas… Siempre se ha dicho que “cuatro ojos ven más que dos”, o lo que es lo mismo, dos autopsias analizan más que una sola. Pues eso, ¡ojos a la obra!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s