Aborto, lenguaje, vida y género

Parece una sopa de palabras, un crucigrama sin solución o un sudoku de letras, pero seguir las informaciones estos últimos días resulta confuso por la mezcla de términos y los intercambios de significados que se dan a las palabras. La idea es presentar una realidad maniquea reducida a un lenguaje informático de 0 y 1, y en parte se está consiguiendo. El gallardo Ministro de Justicia, Alberto Ruiz, dice que las mujeres sufren una violencia de género estructural que las lleva a abortar, la Ministra Mato manifiesta que las mujeres que sufren violencia de género padecen violencia en el entorno familiar, de lo cual se deduce que lo que en verdad quiso explicar Ruiz Gallardón, es que las mujeres sufren una violencia estructural en el entorno familiar que las obliga a abortar. A todo esto, Esperanza Aguirre dijo (17-4-2008) que “Un Ministerio de la Igualdad es como si yo creo una Consejería del Amor”, pero cuando su partido mantiene una Secretaría de Estado de Igualdad y Servicios Sociales no dice nada sobre la creación de una Consejería del Amor y Servicios Sociales. Y por si faltara algo, María Dolores de Cospedal se pone un pañuelo palestino y dice que el PP es el partido de los trabajadores (le faltó decir “y de las trabajadoras”). Y junto a cada una de esas manifestaciones siempre aparece la crítica al Partido Socialista, no en términos políticos o de ideología, sino de causalidad, todo lo malo que ocurre en nuestra patria se debe al PSOE: el paro, la deuda, la violencia, el aborto… da igual la coherencia y la inteligencia en lo que se dice, lo importante es el titular y el eco posterior de las tertulias para que, aunque no haya sentido en el fondo de las palabras, al final cada una de ellas genere algo de agitación o afirmación para hacer de la suma de esos pocos un mucho. Cuando la ideología es el poder da igual lo que se diga y lo que se haga. Lo mismo es criticar el concepto de violencia de género que utilizarlo para cuestionar el aborto, es igual hacer una reforma laboral diseñada por la cúpula empresarial que abarata el despido, que decir que se es el partido de los trabajadores de España, y no importa ridiculizar la igualdad que utilizarla para crear una imagen que luego cuestiona la autonomía y libertad de las mujeres… Ni sus votantes les van a criticar la utilización de propuestas planteadas desde la izquierda, ni luego los van a considerar incoherentes por no desarrollarlas, lo importante es mostrar y demostrar el poder evidenciando que se está por encima y al margen de todo. Cuando la palabra es la ley, la ley se queda muda. Se imaginan a Elena Valenciano con mantilla  defendiendo un modelo único de familia o determinados contenidos tradicionales para los libros de texto con el fin de aproximarse a un sector de la sociedad más tradicional, ¿a que no?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s