A duras penas

A duras penas las penas duras resuelven algo.

 

El tratamiento quirúrgico de los problemas siempre ha sido una tentación, esa idea de “cortar por lo sano” se acompaña de una imagen de criterio, conocimiento, determinación, eficacia… que de por sí ya la presenta como más valiosa que la conducta dirigida a resolver el problema sin prescindir de ninguno de los elementos que lo generan.

Esa misma sensación es la que se ha trasladado a la sociedad, y parece que “cortar por lo sano” y “recortar por donde se pille” es sinónimo de criterio, rigor, conocimiento, decisión y eficacia, cuando con frecuencia es lo más fácil y casi siempre lo más cómodo, aunque luego se diga que no gusta hacer estas cosas.

Me preocupa esta actitud y que se vaya extendiendo poco a poco. Hace unas semanas el Ministro de Justicia, Ruíz Gallardón, revolucionó por un día al país con su anuncio de crear la pena de “prisión permanente revisable”, como si tuviera que pasar la ITV, y con aumentar la edad judicial a los menores biológicos que cometieran determinados delitos para así poder condenarlos a más años, y ahora, el Ministro del Interior Derecha, Fernández Díaz, anuncia que se van a aumentar las penas para los delincuentes callejeros.

Este tipo de medidas lo único que consiguen es contentar al circo, pues ni son planteamientos nuevos ni eficaces. La idea de apartar a determinados individuos de la sociedad, sea a través de la pena desproporcionada o de medidas de seguridad, es una vieja actuación penal denominada “inocuición”, y fue propuesta por primera vez por Franz Von Liszt en su Programa de la Universidad de Marburgo en 1882. Este autor habló de penas de prisión bajo un triple objetivo: Corrección del delincuente capaz de corregirse, intimidación del delincuente que no quiere corrección, e inocuición del delincuente que carece de capacidad de corrección. Desde entonces se han cometido infinidad de barbaridades en muchos países contra los Derechos Humanos al apartar a las personas que se consideraban alejadas del orden establecido bajo el criterio de “peligrosidad”.

Pero al margen de la injusticia de la desproporción de la medida o de la pena, tampoco se ha conseguido acabar con los problemas sociales que daban lugar a los hechos que servían para aplicar esas penas. Cuando hay circunstancias generales que dan lugar a ese tipo de conductas los delitos son cometidos por diferentes personas, de manera que si una de ellas está en la cárcel otra podrá actuar de forma similar. El problema no está en las personas, está en determinados factores sociales que inciden sobre la gente, y lo harán de manera distinta en cada individuo, de ahí que su comportamiento no sea igual. No es posible “cortar por lo sano” cuando no hay salud en el entorno. Un claro ejemplo de la ineficacia de las penas graves desproporcionadas lo tenemos en EE. UU., donde muchos Estados aplican la pena de muerte sin que se reduzca la criminalidad.

La forma de resolver muchos de estos problemas y conductas delictivas pasa por la aplicación de la ley con toda contundencia y proporcionalidad, por supuesto, pero además por la prevención. Sin prevención no hay solución.

Jugar con los sentimientos de una sociedad atenazada ante el drama que se produce en determinadas ocasiones, y hacerlo con las familias que lo sufren, es una irresponsabilidad política y moral.

A duras penas se conseguirá algo aumentando las penas, sobre todo cuando sigue en aumento la pena vital de tantas familias que sufren el impacto de una crisis económica teledirigida. Lo peor que nos puede ocurrir es que se llegue a pensar que la “vida no vale la pena” o “no vale nada”, como cantaba Pablo Milanés.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s