Cuestión de pelotas

Nadal en Madrid

La costumbre adormece la razón y la habitualidad la crítica. En 2004 los organizadores del torneo de tenis más internacional de nuestro país, el Master 1000 de Madrid, sorprendieron a todo el mundo al recurrir a mujeres modelos como recogepelotas con el objeto de reclamar las miradas sobre ellas y sobre la publicidad que lucían en sus camisetas. Esta circunstancia levantó algunas críticas en su momento, pero año tras año la situación se ha repetido al tiempo que las críticas han disminuido conforme lo ha hecho la longitud de sus faldas, y nada ha importado que desplacen a chavalas y chavales aficionados al tenis que entrenan a diario y sueñan con estar cerca de sus ídolos, mucho más compartir la pista con ellos, aunque sea para lanzarle una pelota o entregarle la toalla. Nada de eso importa cuando de lo que se trata es de vender un producto, algo en lo que el cuerpo de las mujeres suele ser el mejor reclamo.

PELOTAS-2La decisión fue desafortunada en su día y sigue siéndolo aún más en la actualidad al contar con el agravante de la reincidencia, y algún tipo de responsabilidad o mala conciencia deben tener los organizadores cuando han recurrido a la incorporación de hombres modelos para, de este modo, acallar las críticas sobre la utilización de la imagen de las mujeres. Un torneo de tenis no es un pase de modelos, ni un trabajo basado en la estética de la mujer y, en consecuencia, lo que se hace al incorporar modelos es utilizar esa imagen de mujer para atraer la atención sobre ella como objeto. No estoy en contra de que la imagen sea un elemento básico en determinados trabajos, como ocurre con la profesión de modelo, lo que me parece poco justificable es que sea la imagen la que condicione y lleve a realizar un trabajo.

La incorporación de los hombres modelo refuerza que el objetivo es la utilización de las mujeres, y ocurre cada vez que se quiere justificar una situación de desigualdad o discriminación con las mujeres. Si es en la publicidad, como ocurre en este caso, pues se recurre a que los hombres también aparecen en muchos anuncios potenciando su imagen más sexy, si se habla de prostitución como una forma de esclavitud del siglo XXI se dice que también hay hombres que la ejercen, si entramos en temas como la violencia de género el recurso es inmediato a la violencia que sufren los hombres por parte de las mujeres… y así en cualquier tema relacionado con la desigualdad. Nunca se dice nada sobre los aspectos cuantitativos que hacen que sean mayoritariamente las mujeres quienes sufren estas situaciones, ni sobre los siglos que llevan padeciéndolas en exclusividad, tampoco, lo que resulta más importante, sobre el significado que tienen para la sociedad, pues mientras que la utilización de la imagen de la mujer es parte de la cosificación que sufren como personas, que en determinadas circunstancias las puede llevar hasta la violencia y  la discriminación, las conductas de los hombres se entienden como parte de su libertad y de esa capacidad incuestionada que les permite hacer aquello que ellos quieran cuando lo deseen. 

El argumento de utilizar los hombres como excusa puede parecer ridículo por débil, pero además es absurdo, se imaginan que se tratara de compensar un debate sobre el cáncer de mama diciendo que también existe el cáncer de próstata, o que al plantear un tema sobre el fútbol alguien dijera que habría que tener en cuenta la gimnasia rítmica… Serían argumentos ridículos, sin embargo son el tipo de razonamientos que se hacen cuando nos referimos a la situación de desigualdad que sufren las mujeres.

PELOTAS-3Si para darle prestigio a un torneo de tenis hay que pintar la tierra de azul o poner a modelos de recogepelotas, en lugar de procurar la calidad de los partidos y el ambiente deportivo, mal asunto para el tenis y para quien necesita ese tipo de reclamos para acercarse a la competición. Pero si, además, con esas decisiones desplazamos a quien realmente disfruta con este deporte y a los chicos y chicas que buscan estar cerca de sus ídolos, no sólo nos equivocamos en el presente, sino que impediremos ese futuro saludable que se quiere promocionar a través del deporte, el cual quedará reducido aún más a un mero anuncio con maniquíes vivos.

La otra opción es continuar en esa deriva que justifica la instrumentalización del cuerpo de la mujer y, por ejemplo, respaldar a aquellos empresarios que obligan a sus trabajadoras a llevar faldas, o a quienes realizan el calendario de la compañía con sus trabajadoras posando en bikini, o a aquella óptica que obligaba a sus empleadas (nada más que a ellas, no a los chicos) a llevar sólo la ropa interior bajo la bata… Estoy seguro de que si continuamos en esta línea alguien propondrá para sufragar la sanidad que las médicas vistan con batas sexys y ajustadas y que se borden las nombres de los laboratorio farmacéuticos cerca de pronunciados escotes… con toda seguridad encontraran muchos apoyos y la justificación moral de que siempre será mejor que el copago.

Para aquellos que ocupan una posición de poder muchas de las decisiones son “cuestión de pelotas”, o se hacen porque sí, o se ponen hombres como excusa para disimular… Por eso todo esto no sólo ocurre en el deporte, de hecho se produce más en política, pero en lugar de pintarnos la superficie de la realidad de azul, unas veces nos pintan el panorama negro, otras rosa y otras, simplemente, nos lo esconden.  También resulta curioso que quienes menos están a favor de la igualdad sean los que más hablan de esta "paridad"… que hay que hacer recortes, pues con un par, que hay que afrontar una reforma laboral, con otro par, que hay que nacionalizar Bankia, pues con otro par… Lo dicho, para muchos tomar una decisión sólo es "cuestión de pelotas".

 

Advertisements

26 thoughts on “Cuestión de pelotas

  1. Completamente de acuerdo, aunque me gustaría añadir encima la permisividad que han demostrado sobre la ley antitabaco que tanto disgusta en Madrid

    Like

  2. Oigan, no se asusten. Si una ciudadanía permite que un hombre que ha matado a 26 personas por gastar menos en cemento y en hierro se convierta en alcalde de una ciudad de prestigio y destroce inmensas zonas de su país; si permite que las vías de un tren modernísimo se desvíen para pasar por la finca de un pariente del presidente de turno; si no le importa que los políticos sean vestidos por sus amiguetes, etc. etc., utilizar los glúteos, la entrepierna o las mamas de mujeres como reclamo publicitario de un torneo de tenis que se quiere de prestigio es sólo una consecuencia lógica de la falta de decencia y vergüenza pública reinante.

    Like

  3. Que opina el autor sobre el uso de fotos con mujeres ligeritas de ropa para atraer la atencion de los lectores sobre un articulo bastante aburrido? por que yo he llegado a este enlace pinchando en la del canalillo…

    Like

  4. Estoy totalmente de acuerdo con el artículo, parece que el espectador madrileño sigue siendo el mismo que vio ganar a Santana (en la tele en blanco y negro) en Wimbledon en 1.966, o al menos así lo creen sus patrocinadores.

    Like

  5. Bufff…. qué sarta de pensamiento enlatado y de razonamientos adolescentes: cosificación de la mujer?.
    O sea, que no se puede valorar a las personas por su físico pero sí por su inteligencia. ¿y eso no es una cosificación exactamente igual?. Porque digo yo que nadie escoge tampoco su inteligencia… Habrá que valorarlas en su conjunto, digo yo.
    Qué tontería, si el físico es un reclamo válido en este contexto por qué no usarlo?. Si no, yo me opongo a que los ciéntificos sean los inteligentes, por un tema de discriminación hay la gente normal.

    Like

  6. Las chicas, a veces, cuando decimos sí, queremos decir sí y, a veces, cuando decimos no, queremos decir no, pero otras veces cuando decimos sí queremos decir no, y cuando decimos no queremos decir sí, y ya va siendo hora de que los chicos os enteréis.
    Es posible que quien se expresó así piense que de ese modo clarifica algo, a mí desde luego no me clarifica nada.
    Sería más creíble lo que dices si añadieras algún comentario que incluyera la gran mayoría de casos en los que es la propia mujer quién decide usar su cuerpo como reclamo, o como medio de ganarse un buen dinero. Interviú está ahí desde hace mucho tiempo y para ella han posado infinidad de mujeres que se han llevado un buen montón de pasta, y desde luego sin que nunca haya observado que personas como tú hayan levantado su voz para recordar la cosificación del cuerpo femenino.
    Y todos sabemos que el quiosco se nutre mayoritariamente de prensa “femenina” en la que resulta imposible (al menos para mí) diferenciar dónde comienza y dónde acaba el uso del cuerpo como objeto. Tengo la impresión de que tú si lo sabes, pero puedo asegurarte que para mí es tan difícil entender donde está el límite y aceptar que la tuya hay de ser la autoridad que lo establezca, como poco esclarecedor me resulta la explicación de la chica del primer párrafo.

    Like

  7. Mientras se siga haciendo con las mujeres estas cosas,muchas veces con la aquiescencias de las propias mujeres ,no se conseguirá dignificar la figura de la mujer. ¿Quíen respetará a personas que salen en bragas a publicitar cualquier producto o empiton an delanteras protésicas con intención mercantilista por un puñado de euros?

    Like

  8. Mª Jesús, ¿mientras se siga haciendo esto con las mujeres? ¿Qué pasa, que Terelu Campos o Ana Obregón o tantas que podríamos mencionar son menores de edad y no son responsables de sus actos?
    Ser mayor de edad implica hacerse cargo de los propios y libérrimos actos y no trasladar la responsabilidad de los mismos a otros.
    !Basta ya de hacer responsable a los demás de los actos de los que solo una lo es¡
    Si se juega a ser menor de edad, y no otra cosa significa no asumir la responsabilidad de lo que se hace, se corre el riesgo de efectivamente acabar siéndolo.

    Like

  9. En este caso el juego es lo de menos ,ese torneo sirve para exhibirse los de las gradas , las señoritas recoge pelotas y en esta edición esa pista color piscina HORROROSA , ESPAÑA ,es diferente!!!

    Like

  10. las chicas se ganan la vida y el promotor organiza como quiere, como las animadoras de baloncesto, que parece no molestan a nadie.
    lo relmente grave son los comportamientos de las empresas contra la mujer, despidos por embarazo, acoso laboral y sexual. ¿Para cuando castigos ejemplares contra esas actuacione?, y personalmente para sus presidente y sus jefes de RRHH. Eso ayudaría de verdad a la mujer por su efecto ejemplarizador. Esas empresas si que son el sistema contra la mujer y eso es más grave que enseñar unas tetas.

    Like

  11. Efectivamente, fue en el partido Nadal-Verdasco cuando una de las “Modelis” se le ocurrió pasarle una de las pelotas en diagonal a una compañera en plena jugada. Casi me da un síncope al verlo.
    Cuando por la mañana están los niñ@s no se notan que están ahí, hacen su trabajo y punto. Y muy bien.

    Like

  12. Gracias , bien enfocado el tema. Todo lo que se haga para llenar una cuota esconde una discriminación.
    Creo que será pan para hoy y hambre para mañana, porque los protagonista son los futuros tenistas , a los que apenas se ve ni se notan.
    Las marcas que paguen a las modelos luciendo sus nombres donde ellas accedan vendiendo palomitas franfurts agua o abanicos. Muchas gracias

    Like

  13. Estoy de acuerdo con el articulo. Y como siempre me gustaria saber que poder tienen los Madrilenos para cambiar esta imagen patetica e hipocrita de un deporte que adoro.
    Hay dinero de los espanoles invertido en este evento deportivo? En caso positivo..hay que hacer algo

    Like

  14. Si fueran tenistas monas me parecería estupendo, pero si como se dice en el artículo son modelos, resulta absurdo.
    ¿Quién sería el encargado de tan brillante ocurrencia? Se ha lucido.

    Like

  15. Esto es España qué nos creíamos? Bueno perdón, no todos los españoles somos así. Pero mientras la clase gobernante, dirigente, empresarial, (incluyo los medios de comunicación) se rían de los verdaderos valores del ser humano que ellos mismos predican pero no aplican no salimos del atolladero,. No sé si será porque llevamos pocos años de Democracia pero es penoso. Este caso es de Juzgado de Guardia pero tal y como está la Justicia en España no me extraña que la ciudadanía, o al menos por lo que yo escucho por estos lares sureños, “pa qué lo vas a denuciar si no sirve PA NÁ”. Esta frase estoy astiada de escucharla.

    Like

  16. Aplaudo el artículo. Recuerdo cuando quise contratar el ADSL hace unos años ya, y tras mirar las distintas ofertas en las respectivas webs descarté ya.com (la más económica entonces) por anunciar el producto con una chica sonriente y enseñando el 70% de su pecho como si fuese un anuncio (¿de coches?) dirigido exclusivamente a hombres. Pensé que si ese era su gancho, orientar el producto al género masculino primitivo, es que no quería mujeres entre sus clientes. No sólo no me interesó entonces, sino que me queda el prejuicio por largo tiempo.
    Ellos sabrán si les compensa. A mí el tenis nunca me ha interesado. Ahora menos. El deporte ya no pertenece a la esfera de la cultura, sino a la del consumo.

    Like

  17. Mis felicitaciones por su artículo, no sabía esto del tenis en Madrid y me parece vergonzoso, a nivel internacional quieren hacer lo mismo con las jugadoras de basket, para que nadie mire cómo juegan sino cómo lucen. Es triste y tenemos que hacer algo. Las mujeres estamos hartas de ser consideradas solo un adorno, solo una imágen estética. Gracias por su artículo.

    Like

  18. Cuanto reprimido….
    A la federacion de tenis se la pretendio forzar y coaccionar para que no utilizara modelos como recoge pelotas.
    ¿Y porque no van a decidir las modelos su vida profesional?
    El tenis es un expectaculo, no un monasterio.

    Like

  19. Tanto las modelos como los modelos son personas de carne y hueso y por tanto sujetos de derechos de los que no se puede hablar como si de elementos de un decorado se tratara, que ni sienten ni sufren aún cuando se vean tratados como números de una representación que según el autor es bastante indigna.
    ¿Acaso se ha parado a pensar el ex delegado del Gobierno para la violencia de género que quizá esos modelos masculinos se puedan sentir ofendidos porque se les considere parte de una estratagema machista para mantener una apariencia de igualdad que tiene por objetivo seguir perpetuando la cosificación del cuerpo femenino?

    Like

  20. también son personas de carne y hueso los asesinos y pederastas. yo pretendí ser modelo con 15 a 18 años, pero en seguida ví que no era algo fácil, que no era suficiente ser alta, guapa y delgada, y que no tenía nada de interesante como profesión, y tal y como mis padres querían opté por estudiar y dedicarme a una profesión con menos tontería, más compleja y enriquecedora, si bien más sacrificada con diez años o más de formación, y como no, otra lucha en el mercado. ahora con 40 años me repatea que me pregunten que por qué no soy modelo. pues no señora, soy ingeniera. y lo que me repatea es que esté tan vinculado ser agraciado con querer explotarlo (repito: explotarlo). ser modelo no es pecado ni delito, pero se cobra dinero por decorar, ya sea con una sonrisa, un buen tipo, un nene gracioso, un par de tetas, o un torso depilado y aceitoso. culto al cuerpo lo llaman, cuando -la mayor parte de las veces- es culto al sexo, y la publicidad lo explota, hasta para venderte la pasta de dientes. no es una profesión indigna, pero se cobra por lo que se cobra. y en ocasiones se usan esas imágenes de “forma indigna” (engañosa, apelando a los instintos, consumistas, sexuales, de envidia, …) con independencia de la persona que se ha prestado a crearlas… ¿por vocación?

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s