Cuotas y cotas

CUOTA-REV FRANCESA
La paridad se presenta como una cuota porque la igualdad no es una cota del pode
r, así de sencillo, así de terrible.

Francois Hollande ha nombrado el primer Gobierno francés paritario de la historia. No deja de sorprender que nunca ningún Presidente en un país con más de 60 millones de habitantes, haya sido capaz de encontrar a siete u ocho mujeres para ponerlas junto a siete u ocho hombres en un Gobierno, con todo lo que ha representado Francia y sus revoluciones en el progreso de la sociedad moderna y en el asentamiento y promoción de los Derechos Humanos, desde la revolución de finales del siglo XVIII bajo el canto de “Libertad, igualdad y fraternidad”, hasta la de mayo del 68 con su “Prohibido prohibir”. Sin embargo, la igualdad nuca llegó a superar el enunciado, ni en Francia ni en ningún otro lugar del mundo, y se quedó en la lista de derechos y políticas pendientes, circunstancia que no debemos entender como un simple déficit, sino una enorme injusticia. Una sociedad democrática con limitación de los Derechos Humanos no es una sociedad deficitaria, sencillamente no es una democracia real

El hecho de que el Presidente francés, Francois Hollande, haya constituido el primer Gobierno paritario debería hacernos reflexionar sobre el significado de la desigualdad. Hoy hay dos grandes posiciones, por un lado los que piensan que la igualdad ya está conseguida al aparecer en todas los enunciados y Constituciones democráticas, y por otro los que creen que la igualdad es todavía una deuda, algo que no se ha conseguido, pero que se alcanzará con el tiempo. Ni unos ni otros están en lo cierto

La desigualdad ha sido un pilar básico para organizar la convivencia y las relaciones en la sociedad, y por lo tanto necesario y deseado, no un accidente. Acabar con la desigualdad significa tener que construir unas nuevas formas de relación sobre la referencia de la igualdad, algo que tendría como primera consecuencia la desaparición de los privilegios y ventajas conseguidos con la desigualdad. Por eso no se quiere ni se ha querido avanzar más allá de lo formal y de lo mínimo exigido en cada momento histórico, y es cierto que cuando miramos hacia atrás vemos cómo la suma de esas exigencias aisladas le han ido dando más espacio y presencia a la igualdad, pero del mismo modo que no ha habido voluntad en instaurarla, conforme se ha progresado todo lo que se ha logrado se percibe como una amenaza al orden establecido, situación que hace que se produzca un rechazo más intenso y directo contra  su avance. 

En España ya no tenemos un Gobierno paritario, y cuando lo tuvimos fue sistemáticamente criticado por un sector político, periodístico y social conservador que relacionada la paridad con lo anecdótico y fútil. Y lo hacían en la parte cuantitativa, al cuestionar tener el mismo número de Ministros y de  Ministras, y en la parte personal, pasando a un ataque cruel y directo contra las Ministras para así tener mas razón en la crítica general a la igualdad, a la paridad consecuente, y  a la capacidad de las mujeres.

No debemos confundirnos, las cuotas siempre han sido parte de las cotas de poder, y cuando aparecen más hombres que mujeres en el Gobierno de un país en el que las mujeres representan el 50% de la población, y tienen mayor éxito académico y profesional en todos los ámbitos en los que compiten “en igualdad” con los hombres, los números son consecuencia de la cuota impuesta por la desigualdad. En cambio, cuando aparece el mismo número de mujeres que de hombres en un Gobierno la cuota que refleja es la de la Igualdad, porque es la igualdad la que tiene cota de poder en las ideas y valores defendidos por ese Gobierno. 

El hecho  de que no se quieran ver los errores en el relato de una historia escrita con las faltas de la desigualdad no quiere decir que sea correcto ni que tenga sentido, por eso los números hablan por sí solos: cuando hay más hombres se ve como algo normal, pero cuando aparece el mismo número de mujeres se interpreta como un ataque o una simpleza. Claro que en esto de las interpretaciones muchos muestran sus verdaderas ideas. Todavía se oyen los ecos de las carcajadas y críticas por algunos pasillos y redacciones de cuando la Ministra Salgado dijo aquello de los “brotes verdes” (20-5-2009), con una prima de riesgo que por entonces tenía un valor de 67, sin embargo, nadie ha dicho nada de las declaraciones del Ministro De Guindos sobre “los rayos de esperanza” en las previsiones económicas (3-5-2012)… imagino que se refería a “rayos y truenos” porque desde que habló la prima de riesgo ha pasado de estar a 415 a superar los 500…

Esto es parte del significado que desde la desigualdad se le da a lo que dice un hombre y a lo que dice una mujer, y si la mujer forma parte de un Gobierno paritario, pues mucho peor, porque será la clara evidencia de que está ahí por cuota no por merecimiento, en cambio nadie duda de la capacidad ni se plantea si el Ministro hombre está por cota, es decir, como representante de quienes están en lo más alto de las posiciones de poder.

Advertisements

11 thoughts on “Cuotas y cotas

  1. Estoy de acuerdo en que la desigualdad es un accidente provocado. Pero cuando un gobierno se presenta con el mismo número de ministros que de ministras, algunos echamos a temblar. No por concebir o funcionar bajo parámetros machistas; sino porque a la mujer se le pide siempre más. Más de lo posible, más de la cuenta. Lo digo en referencia a las crisis que tuvieron que lidiar las ministras del gobierno de Aznar. Recuerdo el Prestige, las vacas locas o la agricultura. Y cómo se hablada de “riesgo” en relación a este último ministerio. Me produjo una vergüenza fenomenal y una admiración sin precedentes, por otra parte.
    Recuerdo a la vicepresidenta del gobierno anterior. Me ocurrió lo mismo. De qué forma le caían las “chufas”.
    Lo cierto es que hablar de conquista civil no me gusta. Porque nadie elige nacer hombre o mujer. Depende lo que prevalezca.
    Lo que me parece preocupante es la agresión de unas mujeres sobre otras. Y sobre todo, el que se oculte o se potencie por cobardía. El tan manido mujer contra mujer me parece patético.
    Esta situación es aprovechada por todas aquellas que no se moverán por contribuir a que se logre una sociedad que responda o sintonice con las que convivimos política y económicamente, en el marco europeo.
    Por eso, cuando una mujer discrimina, agrede o silencia los derechos de otra, quienes deseamos una realidad más atractiva: productiva, pacífica, representativa y plural, debemos de actuar.
    Otra cosa es que ciertos gobiernos eleven a categoría ministerial a personas sin experiencia, carentes de los conocimientos adquiridos a la generación que representan, y cuyos resultados no responden a la magnitud o a la calidad de los problemas con los que se enfrentan.
    No se si es cierto que al varón se le disculpan (el ejemplo es Rodríguez Zapatero). Pero si es cierto que se olvidan antes.

    Like

  2. El tema es muy controvertido. Yo no creo una paridad estricta sea la solucion, si no veamos el caso de Noruega donde algunas mujeres tienen que acumular altos cargos porque no hay las suficientes para mantener la paridad. En ningun pais hay suficientes mujeres para la paridad si hablamos de todas las instituciones y no solo de las ministras. Este es un buen tema de debate. Falta de interes o de posibilidades o simplemente son mas listas.

    Like

  3. ¿Qué más da señoras que señores?
    El meollo de la cuestión es que sean personas de primera categoría, que lo hagan bien y punto.
    Andar contando el número de mujeres y de hombres es un planteamiento absurdo.
    Buen artículo.

    Like

  4. Habrá igualdad el día que no se comente o vea que hay X mujeres en un gobierno o donde sea. Pero en un gobierno de partidos no me vengáis con méritos y otras historias. NADIE se cree que allí vayan los mejores de un país sino los que convienen por filias, fobias y alianzas además de favores e imagen de algo que de votos. De manera que la paridad puede no ser ni lo más extraño ni lo más nocivo precisamente.

    Like

  5. Todo muy bién, pero el autor solo vé esta parte del tema: “Alcanzar hombres o mujeres una cierta posición” como si alcanzar esa püosicon sea un derecho.. Pero el asunto va mucho más allá. No se trata de que hombres y mujeres alcancen por igual posiciones bien remuneradas, bien vistas, de poder, no, se trata de poner en una función al servicio de la sociedad, de un ente, el que fuere, a esa persona que resuelva los problemas que existen de la mejor manera. Es decir, con el mayor beneficio posible para la sociedad o el ente del que hablamos.Sea su sexo el que fuere. No hay razón ninguna para declarar que sobre ese objetivo, la mejor persona para esa tarea, esté, sea más prioritario o :más justo igualdad de sexos. No insinuo que los hombres sean más competentes que mujeres, sencillamento no entro ni en ello, por que eso es ajeno a mi razonamiento. Solo pido la mejor persona para cada tarea. Luego si veo la lista paritaria de Hollande me pasa por la cabeza: este señor ha elegido con la idea ridícula de que cuadren cifras, hay solo una probabilidad mínima de que su lista cumpla con el requisito más importante: que haya elegido las personas más capacitadas para esa labor.

    Like

  6. las mujeres no son un colectivo, son la mitad de la población. ¿tan extraño es que puedan ser la mitad de un Gobierno y además que estén capacitadas? Muy bueno el artículo y muy bien elegidos los ejemplos, realidad pura y dura.

    Like

  7. Si “da igual señoras que señores”, ¿cómo es que casi siempre cuento más de lo segundo que de lo primero en los órganos representativos?

    Like

  8. Muy buen artículo . Nos tenemos que felicitar que algunos se atrevan, sin más, a reconocer, valorar y dar visibilidad al talento femenino que a parte de estar muy bien formado puede llegar a ser el agente de cambio que el mundo necesita.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s