Ana Mato y la propaganda

ANA MATO-TARJETA ROJA
Ana Mato ha hecho importantes aportaciones a la reflexión y al debate político,
por ejemplo, “los niños andaluces son prácticamente analfabetos” (1-3-2008),  “en Andalucía los niños se sientan en el suelo en las escuelas” (25-10-11), “los homicidios de mujeres cometidos por sus parejas o exparejas son un problema de la violencia del entorno familiar” (27-12-11), “las campañas de concienciación contra la violencia de género son propaganda” (21-5-12)… El problema es que ahora tiene responsabilidades de gestión y sus palabras deben acompañarse de acciones y de razones que justifiquen aquello que hace y lo que no se lleva a cabo, pues los problemas continúan existiendo por más que se prefiera ocultarlos tras el silencio.

Lo que ha hecho Ana Mato con ese tipo de manifestaciones es “propaganda”, algo que conoce muy bien de su etapa de Vicesecretaria de Organización del PP, pues tan propaganda es vender las bondades sobre una determinada situación, como criticarla para desacreditarla y destacar la alternativa que pasa por uno mismo. Sin embargo, su gestión, al igual que sus palabras, esta llena de contradicciones. 

Por una parte sus declaraciones no se ajustan a la verdad. Hay muchas formas de justificar un recorte en una partida presupuestaria, más en estos momentos, pero rebajar de 5 millones a 1’5 millones la partida dirigida a concienciar sobre violencia de género no puede hacerse sobre la falsedad al afirmar que el Gobierno anterior había hecho campañas de propaganda sobre sus bondades. La realidad es objetiva, en la última legislatura se hicieron cinco campañas, y el contenido del mensaje fue el siguiente en cada una de ellas:

  • "Ante el maltratador, tolerancia cero"
  • "Ya no tengo miedo"
  • "De todos los hombres que haya en mi vida ninguno será más que yo" / "De todas las mujeres que haya en mi vida ninguna será menos que yo" (Esta campaña se hizo con la Secretaría General Iberoamericana,  y por primera vez hubo un lema común para toda Iberoamérica)
  • "Saca Tarjeta Roja al maltratador"
  • "No te saltes las señales. Elige vivir"

Como se puede ver todos son mensajes directos y claros dirigidos a las víctimas, a los entornos de las mujeres que sufren la violencia y al de los agresores que la ejercen, y a la sociedad en general. En ninguna de las campañas se habla para nada del Gobierno ni de ninguna medida puestas en marcha, cuando fueron muchas las iniciativas desarrolladas.

El PP fue muy crítico con muchas de estas iniciativas, pero ahora no puede seguir echando balones fuera, culpas dentro de lo que se hizo, y al mismo tiempo no hacer nada. Aquí, curiosamente, no habla de la herencia recibida cuando sí dice que va a utilizar esas “campañas propagandistas” como material de las suyas (no serían tan malas), y cuando aún no ha adoptado ni una sola medida o decisión en esta materia, salvo copiar lo que ya se hacía, eso sí, cuidándose de cambiar el nombre para que parezca nuevo. Al contexto de seguridad de cada mujer víctima que se había puesto en macha con el Ministerio de Igualdad, y que permitía que unas mujeres pudieran ser protegidas con el sistema GPS de localización del agresor por medio de una pulsera electrónica, otras contaran con ayudas económicas, muchas con atención psicológica, algunas con teleasistencia a través de un teléfono móvil… es decir cada una con lo que necesitaba, ahora se le va a llamar “Plan individualizado de protección”; a las Unidades de Violencia de Género de las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno creadas en febrero de 2007, ahora se les llamará "Red Nacional de Unidades de Coordinación contra la Violencia de Género"; al Plan Nacional de Sensibilización y Prevención (2006) se le ha puesto el nombre de "Estrategia Nacional contra la Violencia de Género", aunque ni siquiera existe, tan sólo se ha creado un grupo de trabajo… Todo ello forma parte de la propaganda que tanto critica la Ministra, pero el problema, insisto, es que ahora tiene responsabilidad, y  no se puede decir que “se está sorprendido porque las mujeres no denuncian” (declaraciones del Secretario de Estado el 14-5-12) y al mismo tiempo recortar las campañas que permiten concienciar y facilitar la información para que las mujeres puedan cuestionar la violencia que están viviendo, y denunciar o pedir ayuda.

Hay que hacer propaganda, si, pero contra la violencia de género, como la que se hizo en la anterior legislatura y como la que se tiene que hacer en esta, sin intentar dividir ni romper la unidad alcanzada con el esfuerzo de todos los partidos y de toda la sociedad. Y para ello es fundamental la concienciación que rompa con los prejuicios existentes sobre la violencia contra las mujeres, no hay que olvidar que los estudios sociológicos reflejan que un 1'4% de la población cree que la violencia de género es "aceptable en algunas circunstancias". Reducir el presupuesto en campañas se traducirá indefectiblemente en menos información para las mujeres, y dar el material del Ministerio a las Comunidades para que sean ellas las que lo utilicen significa reducir aún más la información y la sensibilización, pues en la legislatura anterior las Comunidades Autónomas tenían sus propias campañas y las del Ministerio de Igualdad venían a complementar y a sumar, no a sustituir.

De las declaraciones de la Ministra y de las conclusiones de la primera Conferencia Sectorial de Igualdad de este Gobierno se deduce que habrá menos información y menos concienciación como consecuencia de los recortes, unos recortes que no se han tenido en cuenta, por ejemplo, a la hora de hacer campañas para explicar la reforma laboral u otras medidas, estas sí, de propaganda del Gobierno.

Remato, acabo ya, y es que aunque los espacios y los tiempos en los medios cuestan lo mismo con independencia del contenido de la campaña, el valor no es igual para quien lo paga.

Advertisements

7 thoughts on “Ana Mato y la propaganda

  1. muy bien Miguel….enhorabuena por tu blog, seguro que como siempre sigues aportando mucha luz sobre los claroscuros de la violencia de género y de la igualdad..ya está bién que alguien denuncie alguna vez la inoperancia de este gobierno que en lugar de reconocer lo que hemos hecho y conseguido con tanto esfuerzo lo deslegitime continuamente sin ningun argumento que la herencia recibida. en materia de igualdad y bienestar hayque decir que la buena y gran herencia recibida…isabel martines

    Like

  2. Personalmente, no necesito campañas de sensibilización. Pero si creo que son necesarias. Sobre todo porque me parece interesante esta reflexión: “los homicidios de mujeres cometidos por sus parejas o exparejas son un problema de la violencia del entorno familiar”. Pero el hecho es que la familia, se prima en detrimento del Estado social y de Derecho. Estoy de acuerdo en que España no es Francia. Pero también creo que los ciudadanos de mi generación, muchos de ellos con carreras universitarias, tenían mucho más que hacer y que decir al respecto. Se han cerrado como ostras y esto me produce vergüenza.
    El hecho de que se coloque una pulsera a la víctima en lugar de al agresor entiendo que responde a criterios económicos. Buscar todas aquellas pulseras que los agresores han conseguido quitarse, debe ser el cuento de nunca acabar. Pero es una medida muy frágil. La defensa no puede delegarse sin agredir al principio del derecho a la legítima defensa. Una mujer que no sabe o puede paralizar el golpe de un sujeto ebrio es una mujer que está en peligro. Una mujer maltratada que vive en un entorno de mujeres “ostras” está viviendo el sueño de su muerte cada mañana.
    Por eso, vuelvo al principio: al rol de la familia. A la necesidad de que someta al Estado social y al Derecho.
    A la falta de humanidad y/o pecado de omisión que se consiente a la Iglesia católica, que jamás ha abierto sus puertas para acoger a la mujer en peligro, bajo poder y/o bajo sagrado.
    El problema es una mancha de aceite que flota porque el volumen no decrece. Por eso mancha tanto.

    Like

  3. Errata: quería decir que entiendo necesario que la familia no se prime en detrimento del Estado social y de Derecho. Y que esta primacía de la familia a la que se recurre para todo, me parece la verdadera lacra que debemos de combatir y desterrar.

    Like

  4. El caso es que esa violencia sigue y aumenta, y no tiene ni pizca de visos de cambiar.
    ¿Seguro que estas megapijas del escaño saben de que va la cosa? Evidentemente NO. Pero como la reforma laboral no es de su mundo…ahí las tienes, que solo les falta posar para sus anuncios.

    Like

  5. Otra contradicción flagrante en los últimos días: Leo que “el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido a los socios de la OTAN que la crisis no afecte a la seguridad de los ciudadanos.” Y pienso: ¿Por qué no actuó del mismo modo cuando recortó un 21,6% en los PGE 2012 la financiación de seguridad para las ciudadanas (víctimas de la violencia machista). A lo peor es que estas son ciudadanas y él lo que pide es para ciudadanos.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s