Los nuevos profetas


NUEVOS PROFETASCuando la realidad se convierte en una promesa, el futuro suele esconder una trampa.

Siempre que alguien plantea la falta de alternativas a cualquier situación el tiempo termina por demostrar su error, pero cuando ese planteamiento se hace directamente, sin ni siquiera haber manejado otra opción previa, lo que revela es la intencionalidad de hacernos creer que no hay ninguna otra posibilidad. 

Son palabras propias de profetas que buscan llevar al grupo hacia su mundo, a ese rincón de la realidad donde sus propuestas se hacen ciertas, y donde  verdaderamente no caben otras alternativas porque ya se han encargado ellos de suprimirlas. Es la estrategia del miedo que necesita hacer creer que, además de la oscuridad que nos envuelve, cada día es un poco más negro, y de ese modo lograr que cualquier escenario futuro parezca la luz del final del túnel. Con ello consiguen que el sacrificio de hoy pueda conducir a la promesa del mañana con el único argumento de la fe: creer en sus palabras y en sus propuestas. Es el mensaje del profeta: sólo hay una verdad, sólo un camino y sólo una persona que pueda hacer que los demás lo recorran.

No es nada nuevo, la fe aumenta de manera proporcional a la incertidumbre, cuando hay conocimiento no hace falta creer, sino saber y decidir, pero cuando todo está envuelto por la indeterminación y la duda las decisiones las toman otros que se presentan con ese conocimiento negado a los demás. Sólo la ignorancia se deja llevar por esos pastores de la vida, de las creencias o de la política.

Las palabras de Mariano Rajoy pronunciadas el pasado 3-8-12 tras el Consejo de Ministros, parecían más el mensaje de un profeta que las propuestas y explicaciones del Presidente del Gobierno de un país que vive asediado y acosado por alguien que quiere enriquecerse, no con el oro de España, sino con España. Estoy seguro de que desde su punto de vista  lo que plantea tiene mucho sentido y es la forma de llevarnos a la tierra prometida que ha reservado para los ciudadanos de este país, cuidándose mucho de que él y muchos otros como él no estén en ella cuando el resto lleguemos, al menos es lo que se deduce de todo lo que dice que debemos sacrificar sin que nada de ello repercuta en la salud, trabajo, bienestar, educación… de quienes están en esa posición profética. Es lo que resume el comentado “que se jodan” de Andrea Fabra.

Ese día (3-8-12), volvió a repetir lo de “es lo que hay que hacer”, para después insistir con su “no es una opción, no se puede hacer otra cosa”, tampoco se olvidó de la herencia del mal… todo en la mejor y más clásica línea de los profetas: El mundo es un caos que conduce a la perdición, quienes estuvieron antes lo único que hicieron fue empeorar las cosas, y ahora llega el redentor para sacar al país de la esclavitud de la crisis. Y aunque el camino sea largo y duro y los sacrificios mayúsculos, al final nos espera la tierra prometida… 

Comparto que es difícil y duro salir de la situación actual, pero una salida no sólo conduce al exterior de donde se estaba, sino que implica estar dentro de otro contexto y escenario. Y esa es una de las claves para entender lo que está ocurriendo, el problema no sólo es dónde estamos y porqué nos encontramos aquí, el problema también es por qué hemos llegado hasta esta situación y cuál es el nuevo lugar al que nos conducen las propuestas de quienes buscan sacarnos en una determinada dirección. Para lograrlo quizás no haya muchas más alternativas, pero para ir a otro destino y de forma diferente sí.

La evolución y el desarrollo social se han producido históricamente porque ha habido personas que han intentado encontrar soluciones a los problemas que en cada momento han acompañado a la humanidad, y porque estas personas han cuestionado las “alternativas únicas” que desde lo divino o lo humano nos presentaban. Esa confianza en el propio ser humano ha traído los logros más importantes en la ciencia, en las artes, en la tecnología… y también ha traído la democracia… Si hubiéramos hecho caso a los profetas en lugar de a los que llegaron con sus alternativas a la falta de alternativas, la humanidad no habría alcanzado las cotas de libertad y participación en cuanto a conocimiento, decisión y elección que ahora tenemos.

Que cada uno juzgue si lo que está ocurriendo en la actualidad es un avance o un retroceso, y si es coherente que ante las dificultades se renuncie a los logros alcanzados con gran esfuerzo y sacrificio de los que nos antecedieron. Lo que sí sabemos es que muchas profecías hablaban del futuro justo para reforzar el pasado o para volver a él.

 

Advertisements

13 thoughts on “Los nuevos profetas

  1. Compartiendo la idea del artículo, yo creo que en lo que a soluciones alternativas se refiere poco podemos esperar de este gobierno. Ha tomado una senda al margen de la ciudadanía y la democracia-amparándose en su mayoría-de la que no tienen intención de apearse. Tal parece que cuanto mayor es el descontento social, más les motiva a ellos no desviarse un ápice de ella. Las alternativas más bien va a haber que seguir buscándolas en las contestaciones sociales que, siendo imprescindibles, de momento no logran parar el terrible retroceso que está suponiendo la eliminación de derechos que tanto costó establecer. Eso sí que es preocupante, para las generaciones presentes que sufren los recortes y para las venideras, que habrán de volver a luchar para recuperarlos. Hay algo más nefasto como sociedad que retroceder de esta manera?

    Like

  2. La austeridad que ha determinado la acción de gobierno en los pasdos meses viene impuesta por tres necesidades:
    -Un acuerdo internacional de los países que comparten el euro para garantizar su estabilidad; pacto que tiene cifras concretas y plazos determinados, incumplidos por el anterior Ejecutivo con el agravante de una mentira contable.
    -No empeorar las gastos de financiación que acarrean unas cuentas descontroladas, que no sólo gravitarían sobre los contribuyentes de hoy sino sobre los de mañana, quizá todavía en mayor medida que los que hoy padecemos.
    -La concienciación ciudadana en el hecho económico incontrovertible de que no se pueden tener servicios si no se dispone del dinero para pagarlos y, además, en la constatación de que debe hacerse un uso responsable de esos servicios porque a todos interesa su mantenimiento en el futuro.
    La austeridad recorta las cantidades de dinero que el Estado suministra a la economía general del país. Ello produce un descenso en la actividad porque esa menor demanda pública se traslada inevitablemente al consumo privado. En una economía tan poco innovadora como la española, tan decantada hacia los servicios y la construcción, tan estatalizada, en definitiva, cualquier variación en el gasto presupuestario incide sobre la evolución negativa del PIB .
    Una forma de que la austeridad no tenga un impacto excesivo en ese descenso es la reducción del gasto improductivo basado en los costes redundantes -a menudo también anquilosantes- de las administraciones públicas; otra, es la restricción preferente del gasto corriente ponderando al alza la inversión.
    En cualquier caso, la austeridad no debería ser un fin en sí mismo sino un medio para redirigir los recursos nacionales hacia la creación de riqueza. En la manera de actuar socialdemócrata, se intenta evitar sacrificios recargando el peso del déficit. Los costes de financiación que así se producen suelen ser contrarrestados mediante esa trampa contable y propagandística que es la devaluación de la moneda; un trampa que es tal porque, al cabo, se trata de un empobrecimiento diferencial del país, semejante al que se acaba produciendo por la vía de los precios, los salarios y el empleo. Aun así, en el contexto en que nos movemos es imposible utilizarla porque no tenemos soberanía plena sobre nuestra moneda.
    En definitiva, para volver a la senda del crecimiento, la austeridad supone un sacrificio ciudadano que no se puede soslayar . En los años treinta, no fue el keynesianismo desbocado lo que sacó a EEUU de la crisis, sino el sacrificio de la población que dirigió grandes recursos hacia los bonos de guerra con los que se financió el esfuerzo bélico. El dinero se sacó del bolsillo de los contribuyentes para evitar los déficits excesivos y se empleó no para sostener la administración y los servicios del Estado sino para promover la producción del sector industrial privado mediante contratos en el sector de la defensa.
    Las reformas del Gobierno van dirigidas hacia la eliminación de los corsés que atenazan a la sociedad española para que cualquier mejora en la actividad se traslade inmediatamente al empleo. Si no fuera porque el PSOE dejó en tan mal estado las cuentas públicas y porque el crédito moral de España se resintió de los incumplimientos internacionales y las mentiras contables de Zapatero, el margen de maniobra de Rajoy sería mayor. Ahora, el Gobierno Popular no puede hacer otra cosa que sacar dinero de donde pueda. Tal vez en un plazo medio sea posible dar un empujón al crecimiento desde las cuentas públicas; hoy, creo que todavía no.

    Like

  3. A witness,
    ya, y tu quien eres, el primo de Rajoy??
    Claro que la austeridad no es un fin en si mismo, pero despues de la parrafada que te has marcado, se te ocurre decir que en los USA el dinero se cogio de la gente y se empleo en producion (aunque sea de maquinaria belica) y para mantener el estado y los servicios y sin embargo pasas por encima del hecho de que aqui se coge igualmente el dinero de la gente para darselo A LA BANCA!!!, precisamente a costa del estado y de los servicios que este presta. No se puede dis poner de servicios sin dinero? Eso que quiere decir, que como tu le das el dinero a tus amigotes de Bankia yo me quedo sin sanidad?
    Las medidas de Rajoy no van en la direccion de eliminar los corses de la sociedad espanola. Van en la direccion de eliminar los corses del empresariado espanol (o europeo en espana) para ponerselo a los trabajadores.
    No se puede disponer de servicios sin dinero para pagarlos pero si se le pueden dar a un banco centenares de miles de millones de euros y pasarle la factura a los ciudadanos. No sere yo quien defienda a Zapatero, pero si quieres saber donde estaba el margen de maniobra de Rajoy, ya te lo digo yo; en ponerse del lado de la banca o del pueblo (de SU pueblo), ahi estaba su margen.
    Saludos,

    Like

  4. Resumiendo…. para el autor del artículo, son los profetas los culpables de la situación en la que nos encontramos. ¡¡Interesante descubrimiento!! Ellos y sus llamadas y señalamientos de el mal que se hace en nuestra sociedad, son lo que ha impedido que se alcance una salida a la crisis. ¡¡Mucho mas interesante aún!! Por último nos viene a decir usted, D. Miguel Lorente, que todo en la sociedad moderna ha sido conquistado gracias a que no se ha tenido en cuenta a los profetas. Bueno, pues entonces sigamos sin los profetas, porque gracias a su ausencia tenemos lo que tenemos y según usted no nos va mal. Perdone señor, pero usted parece estar demasiado lejos de los que están sufriendo, usted puede que esté de vacaciones, que tenga la nevera repleta y en su cuenta bancaria tenga cinco o siete mil euros de “colchón” para imprevistos de cada mes. En cambio, hay millones de españoles a los que hay que acercarles a sus manos unos kilos de pasta, de arroz, de aceite y litros de leche cada semana.

    Like

  5. Los españoles votaron a estos por falta de alternativas y por una cierta añoranza: somos niños desorientados, que vengan los de antes, los mayores que saben qué hacer, aunque no nos lo expliquen (ya que somos niños tampoco lo entenderíamos). En resumen: añoranza del tiempo en que, a cambio de sumisión recibíamos la protección paternal del jefe de la jauría. Pero ni estos nietos, ni las grandes empresas paraestatales, ni los bancos, ni el estado tienen protección alguna que ofrecer. Es hora de volver a escuchar (y entender por fin) ese anuncio tan claro: españoles: Franco ha muerto.

    Like

  6. Don Toctoc:
    ¿Es que no sabe ud. que las recapitalizaciones bancarias no han ocurrido sólo en España y que las que aquí se han acometido quedan por debajo de los niveles alcanzados en otros países?. ¿Igualmente desconoce ud. que la crisis de los treinta del siglo pasdo tuvo también un componente bancario y que asimismo los EEUU hubieron de recurrir a fondos federales para asegurar la liquidez y evitar el colapso crediticio? La quiebra de un banco es una cosa muy seria y aún más cuando se trata de entidades denominadas “sistémicas”, es decir, con dimensiones tales que pueden afectar a la confianza de los clientes en la seguridad de sus depósitos en todo el sistema bancario. Por lo demás, los déficits colosales de la era Zapatero y las mentiras contables con que los gobiernos socialistas trataron de tapar su mala gestión antes de la elecciones hicieron por sí solos más daño al crédito de España que cualquier otra cosa acontecida con posterioridad. Y ese margen del que ud. habla es el componente de un dilema ficticio: no hay dicotomía entre solvencia del Estado y bienestar ciudadano; sin el primero, el segundo, si existe, no puede durar y, si no existe, no se puede lograr. Cuando las deudas acumuladas generan tal desconfianza en las posibilidades de cumplir con los compromisos crediticios que incrementan de forma desorbitada los intereses, se produce tal desviación de recursos hacia el servicio de la deuda que las disponibilidades de dinero para sufragar el gasto social entran en una espiral contractiva inevitable. Sin un Estado solvente no puede haber un Estado del Bienestar. La política de austeridad emprendida por el actual gobierno no trata sino de restablecer el equilibrio ocasionado por el descontrol anterior.

    Like

  7. La situación española actual son los efectos de la bola de nieve inmobiliaria que engordó durante la década prodigiosa del ladrillo (1998-2007). Los ciclos económicos no coinciden con los ciclos políticos, quiere decirse que de buscar responsabilidades habría que endosárselas a AznarZapatero. Con la liberalización del suelo (ley suelo 98) y su respectivol ladrillazo que rima con pelotazo (o picaresca española) sobreendeudó a familias, empresas, ayuntamientos etc…Esa sobredeuda PRIVADA se ha convertido en deuda pública por el arte del birlibirloque neoliberal que consiste en socializar pérdidas y privatizar ganancias. Las medidas de Rajoy son injustas porque pasa la tijera por lo más fácil y débil, sin acometer contra el fraude fiscal, o la eliminación de los senados, diputaciones convertidas en chiringuitos, reducción de ayuntamientos, disminución de embajadas a gogó, los sueldos, pluses y emolumentos de los senadores y diputados etc…etc…etc…Es más fácil expulsar a los inmigrantes a golpe de peaje sanitario que corregir el fraude fiscal que asciende a un 25% del PIB. Ahora Feijóo en su laboratorio neoliberal gallego hace juegos malabares demagógicos rebajando el número de diputados para hacer caja en las elecciones y consolidar aún más el bipartidismo sectario que reina en este país (o lo que queda de él) desde el año 1931. De tal forma que el voto de ourensanos o lucenses valgan el doble que los de Vigo, y mientras agitan la máquina de generar votos. Esta es la política chapuza y chusquera que nos espera durante varios años. La culpa no es del PP ni del Psoe, está claro que la culpa es del PPsoe que ha reinado durante 34 años.

    Like

  8. La situación española actual son los efectos de la bola de nieve inmobiliaria que engordó durante la década prodigiosa del ladrillo (1998-2007). Los ciclos económicos no coinciden con los ciclos políticos, quiere decirse que de buscar responsabilidades habría que endosárselas a AznarZapatero. Con la liberalización del suelo (ley suelo 98) y su respectivo ladrillazo que rima con pelotazo (o picaresca española) sobreendeudó a familias, empresas, ayuntamientos etc…Esa sobredeuda PRIVADA se ha convertido en deuda pública por el arte del birlibirloque neoliberal que consiste en socializar pérdidas y privatizar ganancias inyectando liquidez a los sótanos infectados de la Bankia española, y todo con dinero público. Las medidas de Rajoy son injustas porque pasa la tijera por lo más fácil y débil, sin acometer contra el fraude fiscal, o la eliminación de los senados, diputaciones convertidas en chiringuitos, reducción de ayuntamientos, disminución de embajadas a gogó, los sueldos, pluses y emolumentos de los senadores y diputados etc…etc…etc…Es más fácil expulsar a los inmigrantes a golpe de peaje sanitario que corregir el fraude fiscal que asciende a un 25% del PIB. Ahora Feijóo en su laboratorio neoliberal gallego hace juegos malabares demagógicos rebajando el número de diputados para hacer caja en las elecciones y consolidar aún más el bipartidismo sectario que reina en este país (o lo que queda de él) desde el año 1931. De tal forma que el voto de ourensanos o lucenses valgan el doble que los de Vigo, y mientras agitan la máquina de generar votos. Esta es la política chapuza y chusquera que nos espera durante varios años. La culpa no es del PP ni del Psoe, está claro que la culpa es del PPsoe que ha reinado durante 34 años.

    Like

  9. Estimado Witness
    hay que mirar que es un fondo y que es un medio. El que los bancos sean solventes es un medio. El evitar que los jubilados se suiciden de desesperacion como en
    Atenas es un fondo. El evitar que los ninos se mueran de malnutricion como en Argentina es un fondo. El asegurarle una pension minima a quien ha estado cotizando durante 40 anos tambien es un fondo. Y el conseguir que las empresas tengan credito barato para generar empleo es otro fondo, pero esta por ver que se de ese credito cuando el dinero de la ayuda llegue.
    Efectivamente, no es la primera vez que se capitalizan bancos, pero cuando esos bancos son alemanes o franceses se llama recapitalizacion bancaria y aqui no pasa nada, pero cuando son espanoles o griegos se les pone una deuda de pago preferente respecto a otras deudas lo cual tambien sube la prima de riesgo, como es logico para todo el mundo menos para los “grandes economistas”. Con el dinero de recapitalizar bankia come todo africa.
    Si la quiebra de un banco es una cosa tan seria, a lo mejor el responsable de esa quiebra deberia estar en la carcel. El bienestar minimo de la poblacion tambien es una cosa muy seria.
    En mi opinion, que un banco quiebre no es tan grave como nos quieren hacer pensar. Por que un banco QUEBRADO no asume perdidas?? Por que no dan todos los pisos que tienen en propiedad a su acreedor, o sea, al estado?? O como en una empresa normal, que lo compre otro mas grande y que lo reflote con buena gestion. Ahora bien, si entre los bancos “fuertes” no pueden reflotar la economia de los quebrados, esa es la prueba irrefutable de que el sistema bancario capitalista es un fracaso.
    Te voy a contar yo otras cosas que pasaron en los anos treinta. La precariedad ciudadana de la Alemania de los anos 30 y 20 fue el germen del nacismo, y la del siglo XVIII en Francia la de la revolucion francesa.
    Si odio las falsas dicotomias, mas aun odio las falsas carencias de alternativas. El estado, aunque endeudado era solvente antes de salvar banquia. Es a partir se transformar la solvencia privada en publica cuando el estado se ha metido en un problema importante y agrabado por la “maravillosa” actuacion de los socios europeos. Comparar al BCE con la reserva federal americana es comparar el transiveriano con el tren de la bruja. Y si hablamos de confianza, ya me contaras la confianza que genera que las auditorias a la banca espagnola de hace menos un par de anos dijeran que tenemos un sistema bancario solidisimo y resulta que mira.
    No le toqueis mas las narices al pueblo… Si usted se queda mas tranquilo pensando que la culpa la tiena zapatero, alla usted, pero al final, ni se buscan a los culpables reales ni se buscan soluciones utiles.

    Like

  10. Sin pararse a pensar demasiado en atavismos caseros y sambenitos propios o foráneos.
    Aquí, hoy somos y estamos así por nosotros mismos.
    Tal cual.
    Nos engañamos y nos tomamos el pelo aquí dentro de España a nosotros mismos.
    Con discusiones bizantinas y descréditos de envidias pueblerinas.
    Y todo ello lo intentamos justificar desde la óptica infantil de los buenos y malos de siempre.
    No son las dos Españas, son los dos bolsillos.
    Perpetuando la sinrazón de negarse a crecer y progresar como nación avanzada en democracia y justicia socia,l por miedo al desastre de vernos la cara unos a otros en igualdad de condiciones.
    Utlizando el escudo de la defensa de la justicia, la fe, y el bien común estamos siempre unos arriba y otros abajo.
    Quienes tutelan y sostienen la sartén por el mango, no lo sueltan ni lo soltarán nunca.
    Por eso interesa condenar y criminalizar cualquier repunte de igualdad social, que signifique un peligro para ese orden de las jerarquías permanentes.
    Ahora hay que rescatar a la banca que nos ha metido en este atolladero y condenar a las gentes de la capa social mas baja a pasar necesidades.
    Y así nos va.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s