Topless


TOPLESS-1
Kate Middleton ha sido fotografiada sin la parte de arriba del bikini,
 mientras tomaba el sol en la terraza de una casa de la Provenza. La imagen ha empapelado el globo terráqueo hasta el punto de que desde la Estación Espacial Internacional hablan de que la Tierra ha dejado de ser el planeta azul que se conocía y ahora se ve como un “planeta rosa”. Un rosa tirando a amarillo propio de una prensa que intenta hacer pasar por información lo que sólo es morbo. 

¿Cuál es la noticia que guarda la publicación de las fotos de la Duquesa de Cambridge?, caben varias posibilidades: Primera, mostrar que Kate Middleton tiene tetas; sinceramente no creo que la “investigación periodística” se dirigiera a ese objetivo. Segunda, demostrar que la Duquesa toma el sol sin la parte de arriba del bikini para no dejar marcas de corte; me da la sensación de que este no es un tema del que la opinión pública esté pendiente, y me parece que hay otras formas de llegar a esa conclusión. Tercera, plantear una discusión sobre si los pechos de Kate se parecen más a una manzana que a una pera o a cualquier otra fruta. Por ahí nos vamos acercando a la cuestión, pero no creo que sea un asunto que se deba abordar desde el periodismo serio y de rigor. Podría seguir, pero las otras posibilidades para justificar la “noticia” me parecen aún más peregrinas. 

La propia forma de presentar estas fotografías dice mucho del objetivo de la noticia. Frases refiriéndose a la persona famosa en cuestión como “la tenemos…”, “cazada…”, “pillada…”, “por fin…”, “el desnudo más esperado”, “el topless más deseado…” son lo suficientemente gráficas para demostrar que la razón principal de estas fotos es el simple morbo y la exposición pública de una persona para, a partir de ese momento, empezar con la segunda fase dirigida a criticarla y a presentarla como responsable de lo ocurrido por su descuido, imprudencia, ligereza, provocación… o cualquier otra escusa. 

No es fácil entender cómo algunos medios de comunicación pueden utilizar los derechos constitucionales que una democracia les da (libertad de expresión, derecho a la información….) para presentar como noticia un topless o un desnudo mientras la persona disfruta de su tiempo en cualquier lugar, sea público o privado. Estos derechos no se refuerzan publicando cualquier cosa en su nombre, más bien al contrario, se debilitan. Sería mejor hablar directamente de beneficios económicos o de morbo para justificar su publicación, que hacerlo de información, conocimiento y de derechos constitucionales. 

La intimidad y la privacidad de una persona están en su dignidad y en su voluntad, no en el morbo de la gente ni en la desaprensión de un paparazzi. El lugar puede condicionar o matizar, pero nunca definir la intimidad. Un ejemplo; si una persona está en una playa y decide hacer topless, queda claro que asume que todas las personas que están allí la pueden ver, y acepta compartir parte de su intimidad con ellas en esas circunstancias. Lo que no se puede concluir de esa situación es que al encontrarse en un lugar público, y después de haber sido seguida, localizada y espiada, se la pueda fotografiar o grabar en vídeo y mostrarlo a todo el país a través de los medios de comunicación. Y hacerlo en nombre de una libertad de expresión y de un derecho a la información que rompen su derecho a la intimidad, es una falacia y una instrumentalización de la ley. 
TOPLESS-2-Frida

Los topless que aparecen en algunos medios no muestran nada, todo lo contrario, esconden esa idea que impera en algún sector mediático, que se cree con el derecho a atacar con total impunidad a aquellas personas o personajes públicos que ellos decidan. Aceptar el topless en las circunstancias comentadas quiere decir que también se permite desnudar metafóricamente al personaje y vestirlo de historias que alimenten el morbo sin importarle si se ajustan a la realidad o no, y sin dudar en retocarlas por medio de la manipulación o la dramatización para que queden mejor, lo mismo que no se duda en acudir al Photoshop para mejorar la imagen del topless. Es una forma de persecución y acoso contra la persona que utiliza lo privado para dañarla en lo personal y cuestionarla en lo público. Los ejemplos están muy cerca, ocurrió con varias de las Ministras de los Gobiernos de Rodríguez Zapatero, también con alguna diputada entonces en la oposición y hoy en labores de gobierno, con personas vinculadas a la Casa Real… y con tantas otras. Y sí, ya se han dado cuenta, la mayoría de los ataques son contra mujeres.

El topless significa literalmente ausencia de la parte superior, y es lo que muchos demuestran al actuar de ese modo y al utilizar el derecho a la información para alimentar el morbo sin dudar en atacar  el buen nombre y oficio de la prensa. Demuestran carecer de la parte superior del cuerpo, manifiestan no tener cabeza, y tan significativo resulta ver quién es la persona atacada como comprobar el medio o el grupo que lanza las fotos y los ataques. Nada es casualidad.

Es triste, pero todo ello pone en evidencia que sus autores, quienes manipulan y atacan vistiendo y desvistiendo, se comportan como topless funcionales. 

Advertisements

10 thoughts on “Topless

  1. Completamente de acuerdo con el artículo. No hace tanto que el hermano del marido de esta señora aparecía desnudo en las revistas, y todos los comentarios iban orientados a lo bien que se lo pasaba en su tiempo libre y lo “cabra” que era, para ser un miembro de la Monarquía. Pero no recuerdo ninguna alusión directa a las proporciones de su anatomía. No entraban en descripciones físicas, sino en la particularidad de su carácter. El desnudo de las mujeres sigue estando cargando de connotaciones machistas, y mostrado a través de miradas que nunca ven más allá, cegados como están por sus propios y limitados impulsos.

    Like

  2. Lo primero, no sé por qué tanto revuelo internacional por unas tetas. Como si no se vieran cientos de ellas en la playa. Lo segundo, me gustaría tener tiempo para hacer el siguiente estudio: número de hombres y número de mujeres que leen las revistas concretas que han publicado las fotos. Si me guío por revistas españolas de maquetación similar, la verdad es que los anunciantes claramente entienden que los lectores de estas revistas son casi en su totalidad mujeres.

    Like

  3. ¿Y qué le parecería si textos y fotomontajes pornográficos con la imagen y nombre de una profesora y sus hijas menores son enviados al personal durante años por un delincuente a través del sistema de correos electrónicos de una universidad pública española, con la pasividad –eso sí, con justificación pseudo-jurídica– del rectorado y sus estómagos agradecidos en pleno? Eso ocurre en la moderna España de hoy, señores y señoras. En fin ….
    http://elpais.com/diario/2011/05/18/cvalenciana/1305746288_850215.html

    Like

  4. Yo no se qué decir. No me gusta que se fotografíe a personalidades públicas desnudas que aparecen en los medios de comunicación vestidas. Digo desnudas, porque no es que estén sin ropa. Sino que se la quitaron en su tiempo libre y parece como si no pudieran tenerlo sin pagar por ello. Porque lo cierto es que de entrada impresiona distorsionando la imagen que había proyectado con tanto trabajo.
    Incluyo a actrices y modelos a las que se les “pilla” sin maquillaje.
    Tanto esfuerzo para responder al aparato mediático para que se les tire todo el trabajo por la borda.
    ¿Cuál es el mensaje? ¿Destruimos en un flash lo que construimos al milímetro. Admirad nuestro poder oh, tontolabas?

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s