El poder, la derecha y la izquierda

PODER DERECHA E IZQUIERDA
El poder es inaccesible en sí mismo,
no se sabe muy bien quién lo tiene ni dónde está y sólo se manifiesta en determinados ámbitos que representan una parte de él. Es lo más parecido a la idea clásica de Dios, nadie lo había visto, pero todo el mundo lo había sentido en alguna ocasión y todo el mundo le temía. No por casualidad lo llamaban el “Todopoderoso” y a sus obras milagros.

Hoy el poder se ha situado a nivel terrenal, “el cielo puede esperar” y por ello las religiones han pasado a mandar mensajes para este mundo en lugar de elevar oraciones para el otro, ahora buscan más ir con el “mazo dando” que  con el “a Dios rogando”.

Pero el poder tiene muchos pretendientes, y los partidos políticos, solos o en compañía, se disputan una parte del poder para influir en la sociedad y facilitar su transformación y desarrollo en el sentido que consideran más adecuado. Y cuando lo consiguen, la forma de ejercerlo nos aporta una información muy interesante sobre las distintas maneras  de entender la realidad y los objetivos que pretenden desde cada una de las posiciones políticas.

A raíz de algunos acontecimientos ocurridos estos días pasados, resulta curioso ver cómo hay más diferencias entre el PP y el PSOE en la lucha por el poder que en la forma de ejercerlo. 

En la derecha, los principales conflictos internos se producen cuando está en el ejercicio del poder, mientras que en la izquierda los problemas se presentan cuando pierde el poder. Y estas diferencias en los tiempos en que se producen los enfrentamientos internos en la derecha y en la izquierda, muestran que el poder no se percibe ni se entiende de la misma manera.

Como decía, el PP presenta sus enfrentamientos más intensos cuando está en el gobierno: Por ejemplo, el PP de Madrid es una olla a presión con claros problemas dentro de la organización regional y con el partido a nivel nacional, situación  que se observa a diario en las manifestaciones del Presidente de la Comunidad, de la Presidenta del Partido, Esperanza Aguirre, de la alcaldesa, de algunos senadores, de Ruiz Gallardón… Por otra parte, Cospedal está a muerte con Sáenz de Santamaría, como se ha puesto de manifiesto en la designación del candidato a la Junta de Andalucía, o como ha salido en mas de una ocasión por los nombramientos de sus maridos. En Valencia continúan las luchas entre la batalla original de los seguidores de Zaplana y Camps y las cenizas de Fabra y lo que queda de Fabra;  y en el País Vasco también ha surgido otro enfrentamiento claro entre el sector más tradicional de Mayor Oreja y la nueva dirección respaldada por Génova.

El PSOE, por el contrario, presenta sus conflictos fuera del ejercicio del poder, incluso hasta el punto de respetar en relativa paz el tiempo de gobierno ejercido por una persona a la que después ignora, como ha ocurrido con José Luis Rodríguez Zapatero. El enfrentamiento en el PSOE surge al margen del poder y se manifiesta en las primarias, donde los movimientos son claros, y a veces no exentos de cierta dureza, para elegir a la persona que competirá por el poder. Pero a partir de ese momento, con más o menos críticas y convencimiento, no suele haber una guerra clara ni enfrentamientos abiertos.

Imagino que se podrán hacer muchos análisis e interpretaciones, pero hay dos que me gustaría plantear.

Un primer análisis gira sobre la idea, ya comentada en otro post, que se tiene en los sectores de la derecha sobre el poder como un estado natural en ellos, lo cual lleva de manera directa a que haya determinadas personas que crean que son ellas las que se merecen estar en el uso del poder y no otras, de manera que cuando su pensamiento no coincide con la práctica se produce el conflicto.

La otra está directamente relacionada con el uso que se hace del poder. Si alguien se pelea por el poder dentro de una misma organización durante su ejercicio, lo que demuestra es que el proyecto común no existe o no importa, y que lo que se busca son los beneficios particulares, del tipo que sean, que se pueden obtener para uno mismo o los suyos.

La izquierda parte de la situación contraria, la idea que se tiene en un sector de la sociedad es que son unos intrusos en el poder, una especie de ocupas, y por ello desde la propia izquierda se evitan las fisuras que puedan debilitar su ejercicio.

Pero quizás lo más destacado es la otra consecuencia. Al no partir de la idea preconcebida de que el poder pertenece a ciertos elementos, tampoco hay una clara concepción de que determinadas personas son las que han de desarrollarlo, se piensa que unos pueden hacerlo mejor que otros, pero no en términos de merecimiento. Esta forma de entender la situación hace que las primarias faciliten este debate y que sea el conjunto de la organización el que decida, no que una persona imponga a otra a partir de esa idea de que “el poder soy yo e invisto a quien considero”. 

La situación que se deduce de estas circunstancias es que en la izquierda pesa más el proyecto común y el interés social que el beneficio particular, de ahí las importantes diferencias que se observan en uno y otro partido.

El problema básico que se observa en el fondo de la situación comentada es que en la práctica ni el PP ni el PSOE obtienen el poder, sino tan sólo una parte de él, aquella que corresponde al ejercicio de las funciones de gobierno, con todas las relaciones que se establecen con otros ámbitos de poder. Esto hace que a la postre se busque contentar a esos otros espacios de poder, y que en ocasiones la izquierda renuncie de manera voluntaria  a algunos de sus compromisos para mantener al poder contento y en armonía, o que, incluso, reproduzca actitudes y tome derivas similares a las de la derecha.

No por casualidad se dice que el PSOE se derechiza cuando desarrolla una segunda legislatura, y no es casual tampoco que una parte de la sociedad diga que PP y PSOE son lo mismo. 

Está claro que no lo son, pero además de no serlo, no deben parecerlo, ni dentro ni fuera del ejercicio del poder. Cuando todo se mezcla todo se confunde, y mientras que la derecha no se desgasta por mostrarse tal y como es, la izquierda no sólo queda en evidencia, sino que además queda deslegitimada.

Advertisements

4 thoughts on “El poder, la derecha y la izquierda

  1. Estoy de acuerdo en general con el esbozo del problema de la izquierda. Pero veo otros elementos a considerar. Primero : la realización de una política en interés de la sociedad requiere el ejercicio de una conciencia solidaria. La pertenencia a un partido que abandere un proyecto de izquierdas, es decir, solidario, no es garantía de la integridad ni de la honestidad de sus integrantes. Segundo: El hecho de que PP y PSOE parezcan iguales deriva de esa falta de conciencia social y política de los individuos que conforman los partidos de izquierda, que a su vez es consecuencia de un descuido imperdonable en la educación cívica y política de los ciudadanos. Y digo descuido porque durante los gobiernos del PSOE no se ha abordado con seriedad la educación cívica y política desde todos los ángulos posibles, empezando por el sistema educativo. Y no se trata de imponer la asignatura de EPC sino de una actitud democrática transversal en la educación promovida desde la administración y desde políticas sociales muy claras. Todo lo cual nos conduce de nuevo a la necesidad de que quienes ejerzan la política lo hagan de manera local , próxima, que sean poseedores de una verdadera conciencia política de servicio al ciudadano, que es en definitiva su vecino, su prójimo.

    Like

  2. Si quienes pensamos como yo somos “fruto de la cultura y la educación” recibidas es más que evidente que algo salió muy mal en el experimento, no así en el caso de quienes de manera cansina repiten en este blog de manera repetitiva estribillos ortodoxos contrarios a la LIBERTAD de las mujerse propios del más rancio fascismo. Lamentablemente, quienes pensamos como yo, todavía no somos mayoría.
    Si las mujeres no no entrometemos en lo que los hombres deben hacer o no con su propio cuerpo. Así, por ejemplo, no vamos a manifestaciones a exigir que los varones se hagan la vasectomía antes de copular sin protección y, finalmente, eyacular dentro de una mujer con la que no tienen la más mínima intención de tener hijas/os.
    Es evidente, que lo ideal sería que no existieran embarazos INDESEADOS, al menos para las mujeres, con ello se evitarían casi con toda seguridad los abortos (legales o ilegales). Insisto, necesaria Buena Educación Sexual para hombres y mujeres, en Igualad y CO.Responsabilidad, con ello se evitarían los abortos. ¿Por qué la Iglesia Católica Apostólica y Romana no defiende y propugna más la educación sexual?
    MENOS RELIGIÓN y MÁS EDUCACIÓN SEXUAL
    Por si no le ha quedado claro: Muy Señores míos, Recuerden:
    El cuerpo de las Humanas es nuestro, nosostras DECIDIMOS.

    Like

  3. El cuerpo de las humanas es de ellas, pase, pero el cuerpo del infeliz que tienen adentro y depende de ellas ¿es también suyo?.
    “no vamos a manifestaciones a exigir que los varones se hagan la vasectomía antes de copular sin protección y, finalmente, eyacular dentro de una mujer con la que no tienen la más mínima intención de tener hijas/os”. Queda la impresión que tienes sexo solo cuando estás drogada o ebria, ya que tu voluntad está constantemente ausente..

    Like

  4. Es evidente Fernandito q cada uno lee e interpreta lo q quiere. De lo q habla Semíramis es de Congruencia, de Corresponsabilidad del varón no sólo en la paternidad sino, especialmente, antes de ella. ES muy evidente para mi q si un hombre no quiere tener hijos lo tiene muy fácil, con independencia de q la mujer quiera o no quiera dar a luz, el hombre siempre podrá:
    Usar un preservativo y, sobre todo, ser honesto con quién está teniendo sexo.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s