Ucrania, Rusia y el “machismo de Estado”

UCRANIA-RUSIA-MACHISMO
Lo he comentado en varias ocasiones, la desigualdad es una forma de entender las relaciones dentro de la sociedad, y una manera de organizar la convivencia a partir de una estructura jerarquizada de poder en la que el poderoso utiliza su posición de superioridad para condicionar la realidad de forma favorable, e imponer sus instrumentos a la hora de resolver los conflictos que se generan. El machismo es esa estructura de poder, es la cultura de la desigualdad diseñada sobre las referencias de los hombres de cara a beneficiar a sus intereses, no sólo la actitud y condiciones impuestas en las relaciones entre hombres y mujeres.

La discriminación de las mujeres es esencial para la continuidad del modelo y sobre la que nació la percepción de que someter da poder y permite ejercerlo sin la necesidad del uso constante de la fuerza, basta la imposición y el control del propio diseño para mantener la desigualdad. Por eso para el machismo es clave mantener a las mujeres encerradas en su rol tradicional de esposas, madres y amas de casa, porque las necesitan como sustento de su modelo de familia, el cual actúa como núcleo de la sociedad, y sobre todo, porque las mujeres en igualdad desmontan los mitos, prejuicios e ideas construidas a lo largo de la historia sobre su incapacidad. Sólo hay que echar un vistazo a todo lo que se ha dicho que las mujeres no podían hacer y que ahora hacen igual que los hombres, para entender que las limitaciones y la discriminación actual sólo es la forma de mantener la desigualdad en el siglo XXI.

Un hombre no es machista en casa e igualitario en el trabajo, no está a favor de la igualdad de las mujeres en la política pero en contra de la paridad en las empresas, no entiende la resolución pacífica de conflictos en la sociedad, pero es partidario de los enfrentamientos bélicos ante los problemas con un país vecino o lejano… La posición de poder hace que los hombres impregnados por la cultura de la desigualdad, es decir, los hombres impregnados por el machismo de la cultura (y por tanto con la posibilidad de que esos valores lleguen a las mujeres que se identifiquen con ellos), entiendan que lo que no se ajusta a sus ideas y deseos es un ataque a su posición, y que el uso de la fuerza está legitimado en defensa de sus valores y pertenencias, pues como tales están por encima del resto.

Esta es la razón por la que ante un conflicto no les interesa buscar el consenso  y el diálogo en igualdad, si lo hacen no pueden utilizar sus instrumentos de poder para imponer sus criterios y se ven inseguros. Su estrategia es la contraria, avivar el conflicto al máximo porque cuanto más grave sea, más legitimados se verán para recurrir a la fuerza y a la violencia. Lo hacen los maltratadores al provocar el “conflicto” o la “discusión” que luego sirve de justificación para dar la paliza, lo hace el empresario cuando quiere someter a sus trabajadores a determinadas condiciones, lo hacen los violentos ante cualquier discusión que surja en los ambientes más insospechados (un bar, un campo de futbol…), y lo hacen los gobiernos cuando parten de una posición de poder y quieren someter a un país o al resto de la comunidad internacional. Lo hemos visto en multitud de ocasiones, y ahora lo estamos viendo en Ucrania con la reacción de Rusia.

Los análisis políticos, económicos, geoestratégicos… en clave interna y externa nos aportan multitud de datos e informaciones sobre los motivos de esta reacción rusa en términos de objetivos a corto, medio y largo plazo. Pero todos estos análisis olvidan el papel de cada uno de los hombres que toma las decisiones, y la organización de la comunidad internacional sobre el reconocimiento de las posiciones que ocupa cada país según su posición dentro de la estructura jerarquizada de poder, así como la propia recompensa que obtiene Rusia por el simple hecho de actuar de manera violenta, al margen de un resultado que nunca será negativo del todo.

El resumen gráfico de lo ocurrido nos muestra cómo el depuesto presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, utilizó su posición legal y legítima para ir más allá de lo legal y abusar de la ciudadanía de su país a favor de Rusia. Ante esta situación la sociedad respondió en la calle con múltiples protestas, lo cual hizo que desde los sectores de poder ucranios se interpretaran los sucesos como un ataque a su posición, circunstancia que llevó a aumentar la violencia sobre el pueblo. Es lo mismo que hace un maltratador, utiliza su posición de hombre, de marido, de cabeza de familia… y todo lo que la cultura le ha dicho que es y que debe hacer, para someter a la mujer y a la familia, y cuando estas le dicen basta, entonces lo toma como un ataque que intenta resolver con un aumento de la violencia. Unas veces lo consiguen, otras no y las mujeres logran salir de la relación, y otras llevan la violencia hasta el último extremo y acaban con la vida de las mujeres.

La situación de Ucrania es paralela a la de Rusia. Rusia tenía en Yanukovich un aliado para imponer sus ideas y mantener su poder en una zona cada vez más alejada de sus valores y decidida a abandonarlos del todo para arrojarse en brazos de la Unión Europea. Y cuando ha visto que Ucrania no está dispuesta a seguir sometida a sus dictados, ha recurrido al uso de la fuerza y a la amenaza de aumentarla como no se pliegue a sus imposiciones. Y para que todo el mundo vea que las amenazas van en serio, lo primero que ha hecho es quitarle Crimea, del mismo modo que muchos maltratadores amenazan a las mujeres con los hijos, cuando no los asesinan directamente, como ha sucedido en algunos casos.

Una de las estrategias de la cultura androcéntrica ha sido relegar la desigualdad a las relaciones de  hombres y mujeres, y presentar el machismo como un exceso, no como la propia desigualdad inherente a esas relaciones basadas en  la figura del hombre  como referencia. De este modo la desigualdad se invisibiliza y sólo se cuestionan determinadas manifestaciones consideradas “graves” por sus elementos cuantitativos, no por su significado, como ocurre con la violencia de género, que sólo se cuestiona cuando los golpes producen determinadas lesiones (recordemos la expresión “mi marido me pega lo normal”). Todo lo que no sea ese resultado no es violencia y si se denuncia, porque realmente lo es, se considera “denuncia falsa”. Esta estrategia de limitar la desigualdad a hombres y mujeres y luego presentarla como "lo normal", es la que permite que no se vean las claves de poder en términos de jerarquía e instrumentos utilizados para provocar y resolver conflictos a otros niveles.

Centrar el problema de la desigualdad en las relaciones “hombres-mujeres” oculta toda la estructura levantada sobre la jerarquía de determinadas ideas, valores, creencias, “razas”, países, pueblos… siempre con lo masculino en lo más alto. Pero en verdad todo obedece a la misma forma de entender la realidad y de buscar el beneficio propio desde el poder. No es casualidad que la misma persona que ordena invadir la península de Crimea mantenga una política contra la homosexualidad, el feminismo y la igualdad en general.

El poder siempre tiene algo de ilícito al haberse construido a partir de elementos que pertenecían a otras personas. Perpetuar este modelo  que busca acumular cada vez más poder, aunque no siempre sobre las mismas personas, países, ideas… sólo dará lugar a más conflictos. Pero eso es, precisamente, lo que quiere el poder, crear más conflictos para resolverlos con sus métodos impositivos y violentos en busca de nuevos beneficios.

Advertisements

31 thoughts on “Ucrania, Rusia y el “machismo de Estado”

  1. Qué despropósito de artículo. Qué sarta de banalidades ideológicas. Qué falseamiento de los hechos geopolíticos Qué forma de ignorar que la fuerza es la razón última de todo ordenamiento. Y, sobre todo, qué falta de ganas de autocuestionarse.

    Like

  2. Todo cierto: Gracias una vez más Sr Lorente. A muchos hombres le escocerán estas palabras pero es la realidad. Qué pocos hombres hacen este ejercicio!

    Like

  3. Genial, como siempre, gracias por tu compromiso por sacar a la luz esta desigualdad que intentan ocultar los machistas, gracias por tu compromiso, y por tu denuncia

    Like

  4. Pregunto… ¿de qué trata el artículo, de sexo o de política?. O sea, Rusia es el macho y Ucrania es la hembra. ¡Tremendo zipziape del juego de los vocablos¡ Por esa regla de tres, todos los imperios son machistas y todos los países pobres son feministas. La poligamia política de un macho imperial con varias hembras neo-coloniales no parece tocar fondo.

    Like

  5. Ustedes qué creen, a raíz del comentario de Ramón, ¿el artículo va de sexo, de política…? ¿Creen que hablo de Rusia como el “macho” y de Ucrania como la “hembra”, o de hombres de Rusia y Ucrania que adoptan determinadas decisiones para defender sus posiciones de poder?. ¿Ustedes creen que los hombres que ejercen el poder y que han construido imperios lo han hecho en nombre de la paz, la convivencia, el respeto al otro, la solidaridad… o para acumular más poder?. ¿Y qué creen de los maltratadores que ya parten de una posición de poder dentro de la relación y recurren a la violencia de género, que lo hacen por amor, para educar, por respeto a las opiniones de sus parejas?…
    De todo eso habla el artículo, aunque entiendo que para muchos sea un “tremendo zipizape” y también un “Mortadelo y Filemón”, suele pasar al hablar de Igualdad.

    Like

  6. Pues yo, después de leer el texto, diría que no va ni de sexo ni de política. Se trata sencillamente de un batiburrillo que mezcla el tocino con la velocidad. Lo cual tampoco es de extrañar, visto el historial previo de un fenómeno que califica como “de género” la muerte de unas muchachas en la avalancha de una discoteca; que considera equivalentes las palabras “falsación” y “falsedad” (ole ya ciencia, pisha); que defiende un código penal distinto dependiendo del sexo de las personas implicadas y a eso le llama Igualdad; y que en general vive en el siglo XIX en lo que a la comprensión de relaciones de pareja se refiere. Eso sí, bien aferrado siempre a la teta del poder y a la máquina de dinero del Estado, que el pensamiento del batiburrillo no es lo mismo que ser tonto y de tonto no tiene un pelo. En mi experiencia, rara vez se produce un zipizape cuando se habla de igualdad: pero sí lo suele haber cuando se hace un uso orwelliano de la palabra igualdad, como hace usted. Lo cual tampoco debería ser sorprendente viniendo de un totalitarista de género: Hierro + Manganeso + Arsénico + Yodo = FeMnAsI

    Like

  7. Totalmente de acuerdo con el artículo. Por cierto….Ola, me gustaría que este artículo le fastidiara a menos hombres de los que por lo visto piensas…….. pero la sociedad (también hay mujeres jóvenes machistas) no ha evolucionado tanto ni tan rápido como hubiéramos deseado.
    Y por último; no se a que espera el administrador del foro, para borrar un mensaje publicado por un “sujeto” que se esconde tras cuatro cifras que hacen apología del nazismo……..Y luego son los que hablan de Feminazis…. Si tan orgulloso estás de serlo, no te escondas tras números en clave. Por tu salud….. visita pronto a un Psiquiatra; la psicopatía se puede tratar con un adecuado tratamiento.

    Like

  8. Pues, mezclará sexo, política y peleas territoriales de lobos marinos en península Valdez, si se tercia, para criminalizar al hombre y endiosar a la mujer, como siempre que el señor habla de Igualdá. Y, con el mismo objetivo, junto con uno inconfesable, según él muy masculino, defenderá vehementemente lo contrario, la especificidad de la violencia machista.
    La extensión de los límites de su imperio por Catalina la Grande y el ascenso de puestos en el sistema gubernamental soviético de la oligarca Yulia Timoshenko, al socaire de su maridito hijo de burócratas comunistas, así como su posterior abuso de autoridad, son ejemplos de que las decisiones de todas las mujeres de Rusia y Ucrania, y del mundo entero, van encaminadas a ceder sus posiciones de poder (aunque después dedican sesudas reuniones a su empoderamiento para despistar) en nombre de la paz, la convivencia, el respeto al otro, la solidaridad…Lo que corrompe no es el poder sino la masculinidad. Estos son los mimbres, de momento.
    Los estudios sociológicos revelan que la actitud con respecto al candidato electo, Vladimir Putin, difiere mucho de las mujeres a los hombres en Rusia, superando la popularidad entre estas en 15 puntos porcentuales la que goza entre aquellos. Seguro que ellas lo votaron para que cediera de forma ordenada las posiciones de poder de Rusia ¡Pobres¡
    Del mismo modo, las maltratadoras que ya parten de una posición de poder dentro de la relación y recurren a la violencia, lo hacen por amor, para educar, por respeto a las opiniones de sus parejas, no como los malvados hombres, a los que se les debe de presumir, a todos, por ley su deseo de dominio. Lo contrario lleva al absurdo de suponer que Catalina de Rusia, Victoria del Reino Unido, Lucrecia Borgia, Helena de Constantinopla, Isabel la Católica, María Tudor….pudieron compartir, siquiera lejanamente, la ambición de poder que padecen todos, sin excepción, los hombres dirigentes políticos, repugnantes machistas de estado.

    Like

  9. Los comentarios siempre son muy gráficos e ilustrativos… Se puede escribir cualquier cosa sobre los hombres, hablar de las barbaridades más grandes que hayan podido hacer, de las guerras más sangrientas o los crímenes contra la humanidad más horrendos, todo ello amparado por unos sistemas de poder que parten de una determinada forma de entender las relaciones y las posiciones de cada uno dentro de ellas, posiciones que hasta ahora han sido lideradas y promovidas por hombres, y nadie se da por aludido… Todo queda como una serie de casos aislados que se repiten con más o menos frecuencia… Para quienes piensan que la conciencia de a realidad no tiene nada que ver con las decisiones y conductas que se adoptan, un océano es una “serie de gotas aisladas”.
    En cambio, si se menciona la palabra “igualdad” junto a los hombres responden como si se hubiera producido el ataque más grave contra ellos… Por algo será, ¿no?.
    Además en su respuesta siempre está el argumento fácil para desviar la atención, de que quien habla de hombres e igualdad lo que pretende es “atacar a los hombres”. Por el contrario, no ven en todo lo que se dice una llamada a romper con esa identidad rígida, competitiva, basada en la fuerza y en el poder, que con tanta facilidad termina en violencias de todo tipo.
    Lo he escrito y contado varias veces, aquí les pongo dos ejemplos sobre si hablar de hombres e igualdad es ir contra las hombres. El primero es una intervención en el TEDxBCN-WOMEN:

    , y el segundo son un par de post de este blog: http://blogs.elpais.com/autopsia/2012/06/nosotros-los-hombres-i.html y http://blogs.elpais.com/autopsia/2013/10/miss-andria.html

    Like

  10. Sí, Sr Lorente, los comentarios son interesantes, de los 10 q hay anteriores a este dos son suyos, ejem… está ud de capa caída.

    Like

  11. Querido Alfonso, no estaría de más que nos iluminaras sobre dónde exactamente se hace apología del nazismo. Yo sí sé en qué lugar de su comentario se hace apología de la censura, y tampoco estaría de más que nos iluminaras sobre el motivo. ¿Demandar igualdad de trato legal con independencia del sexo de la persona? ¿Hablar de Popper of de Orwel? Yo no iré tan lejos como para recomendarle tratamiento psiquiátrico a nadie; pero en tu caso sí recomendaría trabajar la comprensión lectora, que nunca está de más. Con respecto al nick… como comprenderás escojo el que me da la gana. Al fin y al cabo, el de otras personas que mencionas en tu mensaje no parece molestarte. Saludos, censor.

    Like

  12. Los comentarios no siempre pero sí muchas veces son muy gráficos e ilustrativos…se puede escribir cualquier cosa sobre los hombres, también hablar de las maravillas más grandes que hayan podido hacer, de su invención del derecho, incluyendo los derechos humanos y la tipificación de lesa humanidad, la democracia, la ciencia, de los trabajos más sangrientos, entre ellos la de soldado (más de la mitad de los 12 millones que Rusia movilizó durante la Primera Guerra Mundial fueron muertos, heridos o desaparecieron en acción), de los miles y miles de jóvenes silicóticos angustiosamente disneicos que esperaban la muerte en la cuenca del Sarre, muy lejos del confortable salón bien caldeado, con carbón, que albergaba la reunión mensual de las emperifolladas señoras de la liga alemana de mujeres por el imperio de Hamburgo, o de los crímenes contra la humanidad más horrendos que han sufrido, de srebrenica, del Titanic y el sexo desechable, todo ello amparado por unos sistemas de reparto de roles que partían de una determinada forma de entender las relaciones.
    Pero para el obsesionado por criminalizarlos para legitimar la imposición de un sistema de poder que parte de una determinada forma de entender las relaciones y las posiciones de cada uno dentro de ellas, a fuer de deconstruir lo que interesa al mal llamado bello sexo y dejar indemne lo que no, posiciones ahora lideradas y promovidas por mujeres, no existirá jamás número de gotas suficientes que le lleve a la conciencia de la realidad de océanos diferentes a su específico piélago obsesivo .

    Like

  13. Por ello, de entre todas las cosas sobre las que se puede escribir sobre los hombres, sólo se le ocurrirá hacerlo de aquéllas en las que su participación tenga una connotación negativa, y generalizará a todo un sexo la responsabilidad del uso del poder por parte de las élites, aunque ese uso le haya causado la muerte precisamente en virtud de tener el cromosoma Y. Impelerá a cada uno de los varones actuales a, aun sin haber firmado declaración de herederos, dándose por aludido y declarándose culpable, asumir su cuota alícuota de discriminación negativa, sin por ello concederle el derecho a darse por aludido respecto a los royalties de las cosas bien hechas por sus congéneres o las deudas contraídas con ellos . La realidad individual es gota despreciable (ya sabemos a lo que llevaron las ideologías que arrumbaron el personalismo) y la másica se mira monocularmente, siguiendo la ley del embudo.
    Utilizando una suerte de análisis de elementos finitos como otra perspectiva válida para acercarnos a la comprensión proba de una estructura superior, como hace el gachó cuando le viene en gana, podemos ejemplificar lo previo. El varón debe de cargar con la discriminación negativa que supone la paridad en listas cuando carga con la mayoría de la militancia pero no debe decir ni mu sobre las consecuencias de la mili en cohortes erarias en las que ya la mujer era mayoritaria en la universidad. Las que ejercen desde la posición de fuerza y poder que le concedió aquel algo más de un año amparadas por un sistema que partía, y parte en algunos países occidentales, de una determinada forma de entender las relaciones y las posiciones de cada uno dentro él, no vieron en todo lo que se decía, la verdad es que no recuerdo ninguna alusión del insigne “amigo de los hombres” ( madre mía, desde luego no nos hacen falta enemigos), una llamada a romper con esa identidad rígida, competitiva, basada en la fuerza y en el poder, que las llevó a aprovecharse sin contemplaciones, obtener una ventaja competitiva y callar cínicamente después. Todo queda como una serie de casos aislados, a pesar de constituir una norma legal BOE, que se repiten con más o menos frecuencia… Para quienes piensan que la conciencia de la realidad sólo tiene que ver con las decisiones y conductas que se adoptan cuando perjudican a la mujer, 4.100.000.000.000.000.000 gotas jamás constituyen océano.
    El varón, todos y cada uno de los varones individuales, debe de cargar con la discriminación negativa que supone la discriminación explícita en el código penal, pero es tachado de maltratador si expresa su deseo de compartir la custodia, fuerza y poder (el de educar, ahí es nada; y mucho más, como sabemos) concedidos a la madre al amparo de un sistema de poder que parte de una determinada forma de entender las relaciones y las posiciones de cada uno dentro de ellas. Ni está ni se espera un prurito incoercible de la mujer por romper con esa identidad rígida, competitiva, basada en la fuerza y en el poder. Nada de discriminación positiva al infrarrepresentado, nada de ayudas preferenciales al marginado históricamente al respecto ( ni siquiera iguales, más bien a años luz, inclusive los permisos), nada de forzamientos legales, nada de nada, que diría Cecilia.

    Like

  14. Lo mismo podría decirse de las medidas negativas (para el varón) en el acceso a cargos, subvenciones, créditos… pero la inacción absoluta para reducir la brecha de morbimortalidad laboral, fracaso escolar o capital erótico (Catherine Hakim)…….Y así hasta la casi infinitud del océano. Quizá porque haya quién piense que la conciencia de la realidad no tiene nada que ver con las decisiones y conductas que se adoptan y son causa de los segundos tres términos, con sesgo de género, claro. Quizá para la cuerda de nuestro querido anfitrión posthembrista el éxito académico es producto, bien del innato talento femenino o bien de la también innata capacidad de las gotas hembras aisladas (aunque hablamos de estadísticas) para sobreponerse a un sistema de definición de las posiciones de cada uno contrario. Y claro, dicho éxito sabemos todos que no tiene nada que ver, en este caso, con la competitividad ni con el deseo de adquirir poder. Otros aceptan pulpo como animal de compañía. Por supuesto, nada de ello es equiparable al caso de los hombres. Así, doña Rosa Peris, la ex directora del Instituto de la Mujer, achaca a razones culturales la pobre representación femenina en las ingenierías, al tiempo que dedicaba presupuesto a luchar contra ello.
    Del mismo modo, el poder y la fuerza erótica que posee en esta sociedad la mujer, se debe exclusivamente al innato talento femenino, o bien a la también innata capacidad de las gotas hembra aisladas para sobreponerse a una referencia de belleza contraria. Nada tiene que ver en su modulación la educación como Tántalos de los chicos ni la negativa femenina a romper con esa identidad rígida, competitiva, basada en la fuerza y en el poder de la belleza. Dado que la mujeres no se han dado por aludidas, ni siquiera la nunca suficientemente valorada jefa que coloco al nhemrista, por la llamada de la coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) de Huelva, Rosario Ballester, advirtiendo de que el uso de tacón alto es un síntoma propio de la violencia machista, no sé por qué no se piensa en forzarlo legalmente, como ha ocurrido en otros casos. Quizá porque las lobistas saben que, con la conveniente dosis de hipocresía, el tacón alto sirve para mandar una andanada más al hombre y como uno de los símbolos de uno de los poderes femeninos al que sus representadas no quieren renunciar, sólo proteger.
    Visto todo lo anterior, lo anormal es que haya hombres que cuando desde la “Igualdá” se menciona la palabra “igualdad” en su derredor no respondan previendo un grave ataque contra ellos. Por algo es, desde luego. La igualdad a la que alude la “Igualdá” no es tal, es un eufemismo para significar desigualdad en contra.

    Like

  15. En su descargo siempre arguyen el argumento fácil, para desviar la atención, de que quien habla de hombres e igualdá lo que pretende es verdadera igualdad, que la desigualdad es el camino a la igualdad. Fácil porque han existido Orwell, sus cerdos y el comunismo. En todo lo que se dice existe una llamada a adherirse a una identidad vicaria de la de la mujer, rígida, no competitiva respecto a la femenina, lo que termina por volverla incompetente frente a ella, “desistente” de equilibrar las fuerzas y poderes en los que la mujer descolla, no importando que con facilidad termine en violencias contra su congéneres siempre que no lo haga respecto a las féminas. Nada de una identidad flexible que, al tiempo que deponga el terminar en violencias de todo tipo, las dirigidas hacia otros hombres en el mismo plano que las que lo hacen hacía las mujeres, compita académicamente con el mismo ímpetu con el que lo está haciendo la femenina en busca de empleo cualificado, que no acepte un papel segundón ni en la pareja (para lo que es imprescindible que reduzca su dependencia sexual), ni en las custodias, ni en la pleitesía social ni en nada.
    Lo han reflejado varias veces, intentando falazmente escribir y contar lo contrario, entre otras en una grotesca performance y en varios otros post de este blog; hablar de “Igualdá” es hablar contra los hombres invocando la igualdad. Aunque se esconda en argumentos tan sesudos como que se es hombre, con dos hijos hombres, al igual que el padre y tres hermanos de cuatro…Acabáramos; nunca jamás he oído por parte del hembrismo llamar machista a ninguna mujer con hijas, hermanas y madre. Nunca. Estos son los mimbres, de momento.

    Like

  16. Exquisito cómo este Sr. Lorente, conocido teórico del postmachismo, pasa por encima del hecho de que lo de Maidán fue un golpe de estado organizado a escote por EEUU, la UE y diversos poderes financieras innombrables; exquisito cómo pasa por encima de que los instigadores del golpe de Maidan incluso dispusieron francotiradores para disparar sobre los suyos y achacarlo a los antidisturbios, con el obvio fin de servir una bonita noticia a la prensa occidental “libre”; y alucinante cómo pasa por encima de que el nuevo primer ministro golpista y banquero Arseniy Yatsenyuk, tras su nombramiento: a) pide un rescate al FMI de la oprimida mujer Lagarde, b) libera a la oprimida mujer Timoshenko, conocida en su país como la Ladrona de Kiev, y c) organiza la “desaparición” de las reservas de oro ucranianas. Ya resulta gracioso leer los artículos de este “campeón de la igualdad” y constatar que se gana los garbanzos como intoxicador ideológico en los medios apropiados. Pero lo de ahora es desopilante por lo grotesco del argumentario manejado aquí. Aplicando la misma línea argumental, está claro que la “revolución democrática” ucraniana es un claro intento de acoso sexual (violencia machista) de la OTAN contra Rusia: Porque, aparte del saqueo de Ucrania, uno de los propósitos de esta farsa es llevar las fronteras de la OTAN a la misma Rusia, arrimársele bien cerca para ¿pegarle un buen achuchón? ¡Ay, Lorente!, como analista político no tienes precio.

    Like

  17. Réplica a 8888: Por la chulería de sus “aclaraciones” a las opiniones de este blog, yo diría que el Sr. LORENTE ES, además de lo que escribió Ud. (que suscribo íntegramente), también EL PACO GRANADOS DE LA IGUALDAD. Me reservo otras cosas que pienso de este caballero predestinado al basurero de la historia del pensamiento. Ya lo desmontaron debidamente desde la izquierda gente como Prado Estéban y Rodrigo Mora:
    http://www.elpulso.es/Sociedad/Analisis/Entrevista-Prado-Esteban.html
    http://urgente24.com/areax/2012/06/violencia-de-genero-el-negocio-en-espana-del-lobby-eugenista/
    Incluso científicos como Richard Dawkins tienen esto que decir sobre la ideología en que se apoyan Lorente y todo su tinglado oportunista:


    Like

  18. @Mangina, gracias por tus links. Me han llevado a esta interesante conferencia sobre los “estudios sobre la mujer”, doblemente interesante por ser una mujer quien la lleva a cabo.

    Like

  19. Que bueno el articulo!!
    Me pregunto si en toda esta estructura social las mujeres no tienen nada que ver: sabemos que las ordenes mas efectivas son las que no hace falta darlas. Por otra parte, que ninguna madre correra orgullosa a contarle a sus vecinas que su hijo le encanta y sabe coser ropa muy bien. Por otra, que en el mobbing femenino, al contrario que el masculino, siempre es muy dificil detectar a la persona que lo provoca ya que funcina de otra forma. Y finalmente, tenemos los estudios antropologicos sobre la tribu del Amazonas con mas exito: los Yanomami.

    Like

  20. A mí me ha parecido una manera un tanto torticera de arrimar el ascua a su sardina. O dicho de otra forma, ajustar la realidad a sus “gafas”.
    De todos modos, Feliz Día del Padre.

    Like

  21. Suscribo totalmente su certero análisis, me parece muy lúcido, sensato y, sobre todo, muy honesto.
    Aunque no soy mucho de Felicitar en estos días tan “prefabricados”, haré una excepción: ¡Muy Feliz día del Padre!, ¡del Buen Padre!. Si hubiera tenido un Padre como usted, mi Vida habría sido mucho más fácil y, sobre todo, mucho más Feliz.
    Gracias por Existir.

    Like

  22. Demócratas ucranianos de Svóboda (el partido antisemita y xenófobo ahora en el poder en Ucrania) obligan a golpes democráticos al director de la TV nacional ucraniana a escribir su carta de dimisión porque no les gustaron las noticias emitidas por la tele:



    Del canal de Euronews. ¿Esto es también machismo de estado?

    Like

  23. Frustración y ridículo: Samantha Pauer, la embajadora de Naciones Unidas ataca a gritos y “agarrones” al embajador ruso Vitaly Churkin en la sede del Consejo de Seguridad, mientras los presentes se parten la caja ante el ataque de histeria asesina de la americana:
    http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/4875-la-representante-de-eeuu-en-el-consejo-de-seguridad-arremetio-como-una-loca-histerica-contra-el-embajador-ruso-tras-el-veto-por-crimea
    http://www.dailymail.co.uk/news/article-2581882/US-v-Russia-clash-diplomats-Americas-ambassador-UN-berates-Russian-counterpart-saying-country-stood-actions-wrong.html

    Like

  24. Jajajaja. Este artículo parece un trabajo de 1er curso de Manipulación, y la elección de las fotos es para troncharse.

    Like

  25. La OTAN entrenó a los manifestantes de Maidan en 2006 (de Voltairenet.org):
    http://www.voltairenet.org/article182060.html
    O sea: esto de Ucrania ya estaba planeado en 2006.
    Militares israelíes, que ya habían participado en acciones contra la población palestina de Gaza, tomaron parte en el golpe de Maidan y tenían el apoyo de la embajada israelí en Ucrania:
    http://www.voltairenet.org/article182438.html
    El golpe de Maidan es un nuevo episodio de la organización terrorista GLADIO, creada por la OTAN:
    http://www.voltairenet.org/article182830.html
    ¿Qué nos estabas contando de “machismo de estado”, Miguel? Este artículo es como aquello de la Pajín cuando dijo que el PIB “era masculino”, y que esa rea la razón de la crisis.

    Like

  26. ¿Pero sabés que el 97% de la población de Crimea quiere pertenecer a Rusia? ¿De donde sacas que la mayoría de los ucranianos deseán arrojarse a los brazos de la Unión Europea? ¿y qué si fuera al revés y la mayoría de los ucraneanos congeniaran más con los rusos?
    Por lo demás no es el ejercicio del poder lo que se parece al machismo, sino que es el machismo lo que se parece a un tipo de ejercicio de poder. Además el ejercicio del poder se da en todos lados y aún cuando en cada uno de ellos se pueden llegar a tener los mismos problemas, de una forma totalmente arbitraria tú pretendes decidir cuales de ellas son válidas y cuales no. ¿O acaso en España no pueden golpearte y hasta raptarte metiendote en una carcel si te rebelas contra el gobierno? ¿por que te asusta más un hombre que ejerce el poder en la familia o que Rusia lo haga, a que lo haga la OTAN o a que lo haga tu propio gobierno en contra de tus conciudadanos?

    Like

  27. No necesariamente las relaciones jerarquicas o desiguales dson malas; pueden funcionar muy bien, a veces es la {unica forma en que las cosas pueden fincionar; en general todas las relaciones son simbióticas. Y lo que menos importa es lqe el hombre sea superior o tenga más jerarquía que la mujer, sino la falta de condensendencia, amor o empatía.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s