Silencio, se maltrata

SILENCIONo es que hayan vuelto a las andadas, es que sus pasos siempre avanzan por el camino de regreso a un tiempo anterior para intentar desandar el progreso de la sociedad, de ahí que el machismo haya cambiado de mensaje a lo largo del tiempo, pero manteniendo siempre su posición de poder y referencia como eje sobre el que hacer girar la convivencia y las relaciones sociales. Unos giros mucho más intensos y rápidos conforme el contexto de la relación se reduce, lo mismo que el patinador aumenta la velocidad de las vueltas sobre el hielo cuando junta sus brazos al cuerpo.

El silencio ha sido el mayor cómplice de la violencia que las mujeres han sufrido a lo largo de la historia, la invisibilidad sólo ha sido una de sus consecuencias. La violencia siempre ha existido, y los entornos de las mujeres que la sufrían lo han sabido en todo momento, pero no se ha reconocido porque se decía a las mujeres que callaran, que no denunciarán ni lo contaran, que era algo normal del matrimonio, que en el fondo sus maridos las querían mucho, pero que el amor a veces se equivoca de camino y en lugar de en los besos termina en golpes, que por eso hace llorar quien bien quiere… Que era el alcohol, las drogas o los celos quienes maltrataban, que esta vida era de lágrimas, pero en la otra dios dirá…

El silencio ha escrito las páginas de la violencia de género, nunca tantas palabras calladas dijeron tanto, ni nunca el aire fue tan opaco e impenetrable. Cada palabra abría una vía de esperanza, pero luego llegaban los silenciadores que las apagaban para ocultarlas entre las sombras del hogar, de manera que nadie pudiera ver lo que todo el mundo sabía. De este modo silencio e invisibilidad formaron la sociedad anónima que hoy tenemos, productora infatigable de violencia de género y discriminación a partir de la materia prima de la desigualdad.

La cultura ha creado ese juego de luces y espejos para ocultar a las mujeres tras sus roles, y para mostrar su mundo a través del filtro del significado que la sociedad da a cada acontecimiento de su realidad. Esa es la razón por la que las tareas domésticas no han sido valoradas como trabajo, ni las capacidades de las mujeres admitidas como bienes comunes para la sociedad, y por ello tampoco los golpes dados por sus parejas han sido considerados como violencia… Todo ello forma parte de la normalidad que la cultura ha creado para ese escenario doméstico en el que las mujeres se desenvuelven bajo la supervisión y el control de un hombre. De ahí ese mensaje tan divino para los hombres que se lanza desde la Iglesia: "cásate y sé sumisa", o lo que es lo mismo, "cásate y somete", en versión original masculina. De este modo, ellas se ganan el cielo y ellos la Tierra, porque el mejor paraíso siempre ha sido el terrenal.

La situación está tan normalizada que los estudios sociológicos sobre la realidad de la violencia de género realizados desde el Ministerio de Igualdad, reflejan que la mayoría de las mujeres que sufren esta violencia no denuncia (78%). Los motivos principales para no hacerlo, según lo entiende la propia sociedad, son el miedo (el 61% así lo cree) y la vergüenza (19%). Podrían sacarse muchas conclusiones, pero ¿qué clase de sociedad tenemos para además de dar cabida a la violencia de género, hacer que las mujeres que la sufren callen por miedo y por vergüenza?

Las palabras están presentes en la violencia de género, es la respuesta de las mujeres cuando se les pregunta si acudirían a alguien tras sufrir estas agresiones: el 49% se lo diría a un familiar y el 8% a una amiga. Por lo tanto, hay palabras, también signos producidos por los golpes, y muchas evidencias que revelan el maltrato, sin embargo permanece invisible debido al efecto de quien impone el silencio para que los trapos sucios manchados con la sangre de las mujeres maltratadas se laven en casa.

Esa ha sido su táctica a lo largo de la historia, ocultar la realidad de la violencia de género para presentar lo invisible como inexistente.

La estrategia se completa cuando luego se justifican aquellos casos de violencia que por sus características o circunstancias traspasan la barrera del silencio y llegan a los ojos de la gente. Entonces es el alcohol, las drogas o los trastornos mentales lo que causan la violencia, cuando no es la propia mujer la responsable. Es lo que afirma el 34% de la sociedad al considerar que las mujeres que son maltratadas frecuentemente son culpables por no dejar la relación; para esa gente nada importa el silencio impuesto, la complicidad callada de los entornos, el miedo que genera el violento, el daño emocional que acompaña a los golpes, la distancia a la que se ve la sociedad cuando se vive en una isla hundida…

Por eso el machismo quiere el silencio a gritos y el posmachismo lo reivindica, de hecho, el acontecimiento que revolucionó la actitud de la sociedad ante la violencia de género fue la respuesta al asesinato de Ana Orantes. Una respuesta que abrió las primeras grietas en el muro levantado por la cultura violenta de la desigualdad, y por las que se colaron las palabras que empezaron a iluminar las oscuras sombras de los violentos, y su idea del “todo queda en casa”.

Por eso ahora piden volver al silencio, no hay nada más que ver sus tuits y comentarios. No quieren que hablemos de desigualdad y de violencia de género. Quieren que no escribamos blogs, ni libros, ni tuits… que callemos para hacer del eco ausente la demostración de su mentira. Ellos (y ellas), en cambio, sí pueden continuar imponiendo valores, conductas y palabras a través de blogs, tuits y libros… Por eso quienes nunca se habían preocupado de la violencia de menores, hombres, ancianos… ahora hablan de ellas, no porque les importen, sino para que no se hable de violencia contra las mujeres. Quieren mantener sus privilegios y para ello necesitan la desigualdad; y la desigualdad sólo se pueden mantener por medio de la violencia.

Los mismos estudios el Ministerio de Igualdad revelan que sólo un 0’7% de la población no ha oído hablar nunca de violencia de género, es decir, el 99’3% sí sabe de esta violencia, sin embargo, la respuesta generalizada ha sido el silencio.

Para el posmachismo “el camino se hace al desandar” y la mejor palabra es la que no se dice… Así todo continúa en silencio y en el mismo lugar.

Advertisements

23 thoughts on “Silencio, se maltrata

  1. Eres un pesao, Miguelito, porque vives de ello, como otros muchos (y muchas).
    No estoy en contra de que se señale, denuncie y repudie a los de la mano larga y a los asesinos pero tampoco tengo porqué sentirme culpable de ser hombre y sufrir desventajas (alentadas institucionalmente) con respecto a las mujeres porque mi abuela no pudiera abrir una cuenta en el banco o haya pocas mujeres ingenieras.

    Like

  2. ¡Vaya! Hombres militando contra la violencia de género. A alguno le va a dar algo. Pobres ¿Que culpa tienen ellos de que la sociedad les haya otorgado posiciones de ventaja sobre las mujeres a lo largo de la Historia y en todos los ámbitos posibles? Y ahora, intentar corregir mínimamente esa situación les parece discriminatorio. Claro, la situación contraria nunca se lo pareció y hasta dicen ¡sufrir desventajas! respecto a las mujeres. Vivir para ver.

    Like

  3. ¿Por qué no le cuentas a tu rebaño lo que le sucedió a Erin Pizzey cuando quiso abrir hogares para hombres maltratados en Reino Unido? ¿Le has contado las amenazas de muerte que recibió de gente como tú – en su mayoría mujeres – y que le obligaron a abandonar el país? Puestos a hablar de silencios…

    Like

  4. LOL como siempre mintiendo descradamente para aferrarse a la poltrona. NADIE por lo menos en los comentarios de este lamentable mente sexista blog ha pedido JAMAS que se silencia la violencia de genero, nadie JAMAS la ha justificado. El problema es que usted identifica las criticas a sus opiniones y a sus mentiras(porque bien sabe que le hemos pillado en unas cuantas) como una critica a la lucha contra la violencia de genero. Si usted lo que pretende es que nos callemos nosotros, y que no refutemos sus ignorantes generalizaciones, sus teorias sexistas y que señalemos sus incoherencias y sus mentiras(no nos cuesta nada volver a postear todas las veces que le hemos pillado manipulando groseramente numeros y estadisticas para que se amolden a su opinion de estomago agradecido )….va usted listo.

    Like

  5. Felicidades, como no podia ser de otra manera, eres la voz de muchas de las mujeres y hombres, que gritamos y gritaremos que ya esta bién de asesinar a las mujeres ante la mirada impasible del gobierno y de la sociedad.

    Like

  6. Gracias Miguel, por tu denuncia constante, eres el portavoz de hombres que queremos denunciar, que no queremos ser complices de este machismo que mata. Hacen falta muchos hombres como tú, aunque cada vez somos muchos más y, no pararemos hasta conseguir que no se asesine a ninguna mujer. Gracias y adelante.

    Like

  7. Tengo solo 19 años, pero estoy muy comprometida con la igualdad, he comenzado a leer tu blog y, la verdad estoy de acuerdo contigo, lo que no entiendo es como estás cosas que denuncias tan claras y tan llenas de razón son cuestionadas por estos machistas, que si son violentos en el lenguaje, no quiero ni pensar como serán en sus casas con sus muejres y novias. Animarte a que sigas siendo nuestra voz privilegiada, a mi me lo contó un amigo, la verdad estoy encantada. Gracias necesitamos muchos hombres como tu.

    Like

  8. “ante la mirada impasible del gobierno y de la sociedad. ” la mirada impasible del gobierno y la sociedad??? Repasemos: que yo sepa la sociedad actual repudia la violencia de genero y la condena, son asesinatos que salen en todos los medios siempre y siempre con mensajes de condena, y en cuanto al gobierno….cuantos observatorios de violencia de genero, cuantos institutos de la mujer, cuantas ong para maltratadas,cuantos ministerios de igualdad,cuantas campañas de publicidad gubernamentales, cuantas leyes incostitucionales necesitais para dejar de decir la simplez de que el gobierno es impasible con este problema??? que se puede hacer mas….claro por poder nos podemos gastar todo el presupuesto del estado, pero decir que el gobierno es impasible es una mentira de patas muy cortas

    Like

  9. sonia: pobre demagoga, osea que porque somos agresivos a la hora de denunciar las mentiras de este estomago agradecido….eso es que debemos ser seres violentos con sus mujeres y novias…quizas algo de razon no te falte y debieramos cuidar mas el lenguaje a la hora de denunciar las mentiras de este personaje…y quizas lo hariamos sino fuera porque independientemente de lo educadamente o razonadamente que se pongan en evidencia ciertos dogmas de genero nuca faltais(como tu y Lorente) los que identifiqueis cualquier critica de esos dogmas u opiniones como una prueba de machismo, misoginia y tendencia a la violencia de genero.

    Like

  10. “Por eso ahora piden volver al silencio” Quien lo pide??porque yo fiel seguidor tuyo no lo he visto jamas. Lo que si he visto con frecuencia es articulos tuyos llenos de mentiras y demagogia y comentaristas como yo dejendote en evidencia. Que a llamarte la atencion y a evidenciar tu demagogia y mentiras lo identifiques como movimiento a favor del silenciamiento de la violencia de genero es solo una prueba mas de que solo puedes defender tus ignorantes puntos de vista desde la demagogia y la mentira.

    Like

  11. La ley de violencia de Genero no ha reducido la violencia machista. porque se trata de un problema educacional y de convivencia.. y no se puede generalizar al genero, criminalizando al hombre y privándole de un derecho fundamental y básico como es la presunción de inocencia.. Se tiene que juzgar a la persona independientemente de su genero sea masculino o femenino.. Por que también hay mujeres que delinquen y mienten formulando denuncias falsas, casí siempre en procesos de divorcio.. con ello perciben suculentas ventajas económicas. Por no hablar de todas las asociaciones de feministas, abogados y psicólogos que viven de las subvenciones y casos que derivan de una ley injusta.

    Like

  12. Pues no nos callaremos. Se ha abierto la caja de pandora y no nos vamos a callar hasta que se erradique para siempre la violencia de género

    Like

  13. Reportaje para el sábado noche. “Guerra de géneros”. La crónica del viaje – real – de un grupo de feministas radicales suecas huyendo de la persecución (imaginaria) por parte de “pederastas satánicos que realizan sacrificios humanos con los fetos de las mujeres que violan”, grupo al que creen que pertenece practicamente todo varón en Suecia. En este camino estamos…

    Like

  14. ¡Extraordinario análisis!
    La verdad duele, palabras como las suyas dejan desnudos a los violentos y a sus cómplices, el silencio les conforta.
    Gracias.
    FIN IMPUNIDAD VIOLENCIA MACHISTA & TERRORISMO DE GÉNERO.

    Like

  15. “¿Qué sucede con los estudios sobre mujeres?”. Una charla de la profesora Janice Flamingo contra el feminismo académico que ha invadido las Universidades canadienses, y al que califica de “vacío, incoherente y deshonesto”. La desaparición en España de la única titulación sobre “Igualdad de género” arroja una chispa de esperanza, pero no nos confiemos… En el minuto 28:40 de la charla la profesora apunta que las tasas de violencia entre lesbianas que mantienen una relación son idénticas a las tasas de violencia en las relaciones heterosexuales. Es este un dato que invalida un artículo como el que nos ocupa.

    Like

  16. Está muy clara tu posición “polemico” eres machista y violento en tu exposición, pues hala,a pegar palizas por ahí q´siempre podrás justificarte cobardemente.hay q´tenerlos muy bien puestos para dar la cara defendiendo a madres ,hermanas, hijas… de cobardes….como tú q´no tienen ni huevos de escribir su nombre y se esconden en seudónimos de risa

    Like

  17. jajajajajajaja patetico juanjo vas a aportar algun dato??vas a argumentar coherentemente?? no verdad es mucha mas facil limitarte a insultar a quien defiende una postura distinta a la tuya. No convenceras a nadie claro esta pero te ahorra es trabajo de pensar, razonar y exponer. Venga un abrazo(por cierto tan anonimo es poner polemico que juanjo campeon XD)

    Like

  18. En la entrada de un Monasterio Benedictino de uno de los territorios de España, reza lo siguiente:
    “Si un hombre no se edifica con mi silencio, tampoco lo hará con mis palabras”.
    Lamentablemente parece que es así, los necios no atienden a razones. El único consuelo que existan cada vez más hombres (y mujeres, por supuesto) que piensan y sienten como el autor de este blog. ¡Mucho ánimo! & Gracias.

    Like

  19. Cuando un hombre se divorcia en España se ve abocado a la ruina: debe pagar pensiones altísimas incluso en los meses en que tiene a los niños(por ej. en verano), debe pagar el 50% de la hipóteca del piso ganancial aunque no pueda entrar en él (menudo chollo para la mujer, que vive en un piso del que solo paga la mitad) y como pidas la custodia compartida te ponen una denuncia falsa( las denuncias falsas nunca se persiguen en España) y con eso basta para que un juzgado de violencia contra la mujer te deniegue la custodia compartida.
    Sr Lorente, usted que es un paladín de la igualdad ¿porque no lucha contra está discriminación que perjudica al hombra? ¿o es que cuando lucha por la igualdad solo lo hace en los casos en que ésta igualdad beneficia a la mujer?

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s